Eléctricos

¿Se puede rodar en un circuito de carreras sin pisar el freno?

Es lo que ha conseguido Mini con su nuevo modelo eléctrico en Nurburgring (Alemania) gracias a su retención regenerativa.

Mini Cooper SE

Los vehículos de cero emisiones presentan soluciones para una conducción más eficiente.

La llegada de los coches eléctricos supone un cambio significativo en el mundo del motor, no solo como una alternativa (que con el tiempo se prevé sea directamente el relevo) a los combustibles fósiles, sino porque también traen consigo una manera de conducir distinta a la que acostumbra por la mayoría.

Uno de los elementos innovadores de este tipo de vehículos es el uso de sistemas de frenada regenerativa, tan potentes que incluso pueden actuar como freno del coche únicamente con que el conductor levante el pie del pedal del acelerador. Ya es conocida esta solución en modelos como el Nissan Leaf y su e-Pedal, pero ahora es Mini la que ha llevado su primera variante eléctrica a un entorno como Nurburgring para demostrar las posibilidades de estos sistemas.

El Mini Cooper SE cuenta con varios modos de conducción: Mid, Sport, Green y Green+. Son estos dos últimos los que ofrecen una mayor eficiencia energética, sacando partido a los 184 CV de su motor sin cometer excesos que reduzcan más de lo imprescindible su autonomía.

Utilizando el modo el Sport y jugando con los dos niveles de intensidad de la frenada regenerativa ha sido posible dar una vuelta al Infierno Verde sin necesidad de tocar el pedal de freno. En el modo más suave, el sistema genera una deceleración de 0,11 G, permitiendo superar las curvas más amplias, mientras que en el modo estándar la capacidad aumenta hasta los 0,19 G, por lo que es óptima para puntos como la curva Brünnchen, situada en el kilómetro 16 del legendario trazado alemán.

Aunque la prueba se haya llevado a cabo en un circuito, sirve para demostrar la nueva manera de conducción que implica un modelo con mecánica de cero emisiones. Mejorar la eficiencia y aumentar su autonomía es todavía más importante que con un coche de combustión, algo que exigirá aprender a modificar hábitos tan arraigados como el de pisar el pedal del freno, cambiándolo por sencillamente dejar de presionar el acelerador y usar los modos de retención disponibles.

Mini eléctrico

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no