Motos

La Harley más liviana

La mítica firma estadounidense presenta una motocicleta ‘low cost’ profundamente renovada

La Harley más liviana

Hace 14 años que H&D no lanzaba al mercado una conjunto de chasis y propulsor absolutamente nuevo y esta la han desarrollado para dos cilindradas, 500 y 750 (a Europa solo vendrá esta última).

El nuevo motor denominado Revolution X es muy parecido al de su hermana mayor, la V-Road, pero hecho a escala. Se trata de un V-Twin a 60 grados con un árbol de levas en cada culata, 8 válvulas y refrigerado líquido. Está alimentado por un sistema de inyección Mikuni Single Port con toberas de 38 mm de diámetro, responsable de su contenido consumo. Rinde 54 CV a 7.500 rpm y se puede pedir una versión limitada para los conductores de A2 (a 47 CV).

Como es norma en las motos custom de la casa de Milwaukee se han esforzado en que el bastidor, de doble cuna de tubo de acero más o menos tradicional, sea estrecho, alargado y bajito. De las suspensiones se encargan una sencilla horquilla telescópica convencional sin ajuste en el tren delantero y un par de amortiguadores anclados a los extremos de los brazos del basculante para el tren trasero. Las ruedas, montadas sobre llantas de fundición de aluminio, tienen unas medidas poco habituales y los frenos son de disco, uno en cada eje con pinzas de dos pistones.

El escenario de la presentación internacional de la Street 750 fue la capital de España y sus alrededores. La ciudad entra dentro del radio de acción de la Street, aunque no se mueve como un escúter. El motor es suave y responde bien desde bajas revoluciones, el cambio de seis marchas es más agradable y preciso que el de sus hermanas mayores y la transmisión secundaria por correa dentada de material sintético contribuye a aumentar su finura de marcha.

La posición de conducción de la H&D más liviana del mercado no es en absoluto extrema, con los pies ligeramente adelantados y el manillar elevado como mandan los cánones de este tipo de moto, pero no excesivamente. El resultado es que se maneja con soltura en ciudad y no desentona en carretera siempre teniendo en cuenta que se trata de una custom.

La Street 750 quiere poner de manifiesto sus ancestrales orígenes, presumir de ser una auténtica Harley, con toda su historia y glamur. Es una moto sencilla, algo espartana, que viene dispuesta a conquistar nuevos clientes, gracias en parte a un precio más asequible. La centenaria marca americana parece querer empezar a crear una familia low cost. 7.300 euros puesta en la calle es una buena oferta. Hay que dar la bienvenida esta little Harley Davidson.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no