Motos

La moto reivindica su protagonismo en la nueva movilidad

Las ventas del sector crecieron en España un 8,9% durante 2018, una tendencia que se moderará hasta el 3% para este año.

Moto

Dos de cada tres motos que se venden en España son escúteres. / KYMCO

El año pasado se matricularon en España un total de 173.545 motocicletas, de las cuales 15.459 fueron ciclomotores. La cifra representa un incremento del 8,9% respecto al ejercicio anterior, lo que ha sido valorado de forma positiva por la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR). Tanto Víctor González, presidente de la entidad y director general de Yamaha Motor España, como José María Riaño, su secretario general, apuestan por la estabilidad durante 2019, con un crecimiento que rondará el 3% para llegar a las 178.700 operaciones.

Un optimismo que se argumenta en el protagonismo que el sector debería tener en un nuevo escenario de movilidad en el que se valoran especialmente los vehículos tan eficientes como eficaces. En este sentido, González ha explicado que ANESDOR trabaja en transmitir esta realidad a los consistorios de todo el país, siendo la seguridad vial del colectivo motociclista otras de las prioridades de la asociación que preside.

Una muestra irrefutable de las ventajas de la moto en el tráfico urbano es el crecimiento del 71,8% de las eléctricas (7.328 unidades) en 2018, la mayor parte de ellas destinadas al servicio compartido. Del mismo modo, el 58,2% del total de las matriculaciones corresponden a escúteres y también más de la mitad (54,5% para 86.170 unidades) a modelos con cilindrada inferior a 125cc. Es decir, modelos con un enfoque claramente urbano y funcional, una alternativa más que válida ante las limitaciones al tráfico que se están imponiendo en las grandes ciudades españolas y europeas.

La tendencia positiva es aplicable igualmente a las motos de carretera (19,1%) e incluso las destinadas a su utilización por campo (25,9%), que frenan así la caída constante que venían sufriendo en los últimos años. La cruz de la moneda corresponde a los ciclomotores, penalizados por diferentes factores externos, como la proliferación de bicicletas o patinetes en el entorno urbano. En 2018 tan sólo se vendieron 15.459 unidades con un retroceso del 26,4%, que incluso alcanzó el 31,7% en las operaciones a particulares.

Estadisticas

Una circunstancia que preocupa al sector es el envejecimiento del parque motociclista español, con una edad media que llega ya a nada menos que 15,6 años, justo uno más que en 2017 y que indica obviamente que no se ha producido renovación alguna. La moto de ocasión se ha afianzado como una opción muy considerada por los usuarios, hasta alcanzar las 404.620 transferencias a lo largo de 2018.

El precio inferior de adquisición y las ventajas fiscales en estas operaciones de usadas son las causas principales de esta significativa cuota del mercado de segunda mano. ANESDOR lo valora como una muestra del interés de los españoles por la moto como medio de transporte, aunque paralelamente considera urgente incentivar su renovación por razones obvias medioambientales y de seguridad.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no