Motos

Ya puedes comprar una BMW GS por 6.050 euros

La marca alemana incorpora la G 310 GS a su gama más aventurera, basada en la G 310 R.

BMW GS

La imagen del nuevo modelo evoca claramente la saga GS. / BMW

La globalización es un movimiento imparable y BMW Motorrad afronta nuevos planes de expansión con su punto de mira puesto en Asia, África y Sudamérica. Las GS son motocicletas veneradas en todo el mundo y, sin duda, el modelo más exitoso de la firma alemana; ahora, con la nueva G 310 GS, la marca quiere poner el concepto al alcance de todos, jóvenes y motoristas inexpertos incluidos, con un precio inédito en cualquier otro modelo de la gama aventurera: 6.050 euros.

Se trata del segundo miembro de la gama G y, como cabe esperar, deriva directamente de la R, estando fabricada igualmente en la India. Su arquitectura es idéntica, aunque en el bastidor se aprecian las diferencias más notables. Sigue siendo una estructura multitubular acero con el semichasis trasero, donde va la silleta del asiento del conductor y pasajero, atornillada a la estructura principal. El basculante es de fundición de aluminio y lleva un monoamortiguador en el que se puede ajustar la precarga del muelle. Las cotas de dirección y avance son diferentes, la GS es un poco más larga, ancha y alta que la R 310, además de pesar 11 kilos más (169,5). El asiento tiene de serie 835mm de altura, pero se puede pedir más bajo (820mm) y más alto (850mm).

La horquilla de suspensión delantera mantiene el diámetro de sus barras en 41mm, pero aumenta el recorrido de 140 a 180mm; la trasera pasa de 131 a 180mm. Los frenos son los mismos: un disco delante de 300 mm de diámetro con pinza de anclaje radial de cuatro pistones, mientras que el trasero es de 240 mm con pinza flotante de doble pistón. Las llantas son de fundición de aleación ligera de cinco radios en las medidas clásicas en este tipo de moto, llanta delantera de 19 y cubiertas de 110/80-19 y 150/70-17 detrás.

BMW GS

Una moto ligera pero con muchas posibilidades.

El diseño, desarrollo técnico del motor, bastidor y carrocería se ha realizado en los estudios de BMW en Alemania. Estéticamente han buscado un reflejo evidente con la familia GS, la forma del depósito, sus proporciones, el frontal con su característico pico de pato, la zaga liviana. Todo en escala pero bien conseguido.

Para el motor, los ingenieros han diseñado un conjunto inédito, un monocilíndrico de 312cc con el cilindro ligeramente inclinado hacia atrás y la culata girada 180º. Así la admisión va en la parte delantera frente a la marcha y el escape sale por detrás. El propulsor internamente aprovecha la tecnología de la casa y tiene el mismo diámetro de pistón de la deportiva S1000R (80mm), y el mismo sistema de accionamiento de las cuatro válvulas por dos árboles de levas y unos balancines muy livianos y resistentes a altas revoluciones.

También utiliza de forma generalizada el recubrimiento DLC (Diamond Like Carbon), una aleación extremadamente dura que minimiza las perdidas por fricción, que se usa en árboles de levas, balancines, biela y bulones. Lleva un sistema de admisión con cuerpo de 42mm e incorpora un eje de balance para minimizar vibraciones, rinde 34 CV a 9.500 rpm con una relación de compresión relativamente baja (10,6:1) para poder utilizar gasolinas de bajo octanaje, típicas de los mercados emergentes.

El objetivo de tan singular arquitectura es hacer un motor compacto, centrado de masas para colocarlo adelantado en el bastidor y de esta forma utilizar un basculante largo que favorezca la tracción.

Toma de contacto

El triángulo ergonómico formado por el manillar, asiento y estriberas proporciona una posición de conducción natural, muy cómoda para casi cualquier altura. Las formas del depósito permiten abrazar y sentir la moto con las rodillas y también libertad de movimientos encima de la moto.

BMW GS

La pequeña GS admite ciertas incursiones fuera del asfalto.

La nueva GS donde mejor se desenvuelve es el entorno urbano. En carretera es una moto que se comporta bien en cualquier escenario, sobre todo teniendo en cuenta que está pensada para llegar a una gran variedad de usuarios. Tiene potencia suficiente para mantener buenos ritmos por autovías y en las viradas carreteras de montaña demuestra maneras, con una parte ciclo equilibrada y un motor con empuje que permite pasar muy ratos divertidos entre curva y curva.

En una utilización fuera del asfalto se aprecia lo bien que funcionan las suspensiones, suaves al inicio y más firmes al final, aunque por neumáticos y llantas no conviene adornarse demasiado por la tierra. Por el momento no hay disponible, ni como opción, un juego de llantas de radios con la delantera de 21 pulgadas, que a esta moto la vendrían de maravilla, para potenciar significativamente su faceta aventurera.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no