Supercoches

El Audi R8 por fin es tracción trasera

El superdeportivo abandona momentáneamente la tracción integral para presentar una serie especial de sólo 999 unidades.

Audi R8

Absolutamente nada le distingue del 4x4 a nivel estético.

Los puristas lo demandaban y Audi, obediente y complaciente (aunque ha tardado), les ha dado lo que querían: el R8, el superdeportivo de los cuatro aros, por fin es un tracción trasera. Aunque no será lo común, es un caso especial en forma de serie especial limitada de la que solo se fabricarán 999 unidades. Una vez se vendan, seguirá con su camino de tracción a las cuatro ruedas.

Denominado Audi R8 RWB, se comercializará tanto en carrocería cupé como Spyder y su precio para España, será de 165.500 y 180.250 euros, respectivamente. Además, eliminar la tracción al eje delantero tiene un efecto bastante positivo: menor peso, concretamente 50 y 40 kilos que las versiones quattro.

El motor sigue siendo el mismo, un bloque 5.2 FSI V10 de 540 CV de potencia y 540 Nm de par máximo, pero gracias al ahorro de peso ahora consigue llevar al R8 más rápido de 0 a 100 km/h: 3,7 segundos el cupé y 3,8 el Spyder. En velocidad punta también gana el de techo cerrado, con 320 km/h por los 318 de su hermano.

No hay ningún tipo de diferenciación estética entre éstos y los de tracción a las cuatro ruedas, siendo el único recordatorio de que los caballos van solo al eje trasero la placa identificativa del interior.

Audi R8

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no