Puede que el Camaro sea más icónico (seguramente por su rivalidad eterna con el Ford Mustang), pero el Corvette siempre ha sido la punta de lanza de lo que Chevrolet es capaz de hacer. Y, atendiendo a los resultados, ese límite no deja de superarse, ya que el nuevo Corvette ZR1 2019 es el más potente de la historia de la marca.

El protagonista absoluto es su motor, un V8 sobrealimentado de 6,2 litros que desarrolla 755 CV de potencia y un par máximo de 969 Nm. Entre sus novedades (es una evolución del motor del ZR1 de 2009) se encuentra un compresor volumétrico de mayor capacidad y un sistema de inyección dual de combustible. Y lo mejor de todo es que es manual, algo cada vez más raro en el mercado. El Corvette ZR1 emplea una transmisión de siete relaciones, aunque la marca tampoco se olvida de los usuarios de otro perfil y ofrece como opción una automática de ocho velocidades.

Chevrolet Corvette ZR1

La marca no ha desvelado sus prestaciones, pero sí ha confirmado que su velocidad punta supera los 337 km/h. A que no salga volando a tales registros contribuyen los dos kit de carrocería disponibles. El básico, denominado Low Wing, está pensado para alcanzar la mayor velocidad posible y genera un 70% más de carga aerodinámica. El segundo, llamado ZTK Performance Package, añade un splitter delantero específico, así como un alerón más alto que produce una carga aerodinámica de 430 kilos. Y no solo eso, también incluye suspensión magnética, modificaciones en el chasis y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

Está disponible además un paquete estético (Sebring Orange Design Package) formado por el color naranja para la carrocería, las pinzas de freno, los cinturones y las costuras. Todos los ZR1 tienen como opción un volante de fibra de carbono, asientos de cuero Napa ventilados y calefactados y un sistema de audio Bose.

Chevrolet Corvette ZR1