La mayoría de la población ve el coche como un medio de transporte, una herramienta para el día a día y para el disfrute ocasional, mientras que los más adinerados pueden permitirse ciertos caprichos con los que el resto no podría ni soñar.

Además de los vehículos de lujo y los superdeportivos, también existen opciones de personalización por las que hay que pagar cantidades desorbitadas. Y hay ejemplos de todo tipo: neumáticos con oro, carrocerías adornadas con el mismo material, pinturas hechas con diamantes triturados, matrículas por las que se piden millonadas… y ahora ha llegado el turno a un elemento a priori baladí: el llavero.

Siendo algo en lo que las marcas en ocasiones ponen mimo y un diseño cuidado, lo cierto es que tampoco es que atraiga muchas miradas. Sin embargo, la empresa Optimal Innovative Solutions, joyería especializada en trabajos a mano, ha querido cambiar en el caso del Koenigsegg Regera.

Para el superdeportivo han creado un llavero con la forma del logo de la marca, pero fabricado con oro de 18 quilates y con todo el borde lleno de diamantes engarzados. Además, permiten a sus dueños elegir el acabado,de modo que se puede optar por oro normal, rosa o blanco. No se ha desvelado su precio, pero teniendo en cuenta el tamaño de la pieza y los materiales que emplea, seguramente sea más caro que tu coche.