• LAMBORGHINI

    1 / 9

    1971 / Prototipo Countach LP 500

    Marcelo Gandini creó el primer prototipo del Countach en 1971, que hoy cumple 50 años. Lamborghini buscaba conceptos más modernos para reemplazar al Miura, su exitoso deportivo de entonces, y la idea del diseñador (que también delineo el citado modelo), volvió a convencer a la marca. La mecánica, más avanzada que la de su antecesor, llevaba un motor 5.0 V12 (4.0 V12 el otro) y colocado en posición longitudinal, en lugar de transversal, para repartir mejor el peso y afinar el comportamiento. A diferencia de la mayoría de Lamborghini, su nombre no procede de un toro, sino que es una palabra que se utilizaba en la región italiana de Piamonte para describir algo asombroso.

  • LAMBORGHINI

    2 / 9

    1973 / Countach LP 400

    El primer Countach de serie llegó en 1973, y no sin problemas, porque entre otras cosas se desechó el motor 5.0 V12 por falta de fiabilidad y se instaló el probado 4.0 V12 del Miura. Pero lo más relevante fue su aspecto, porque propuso una imagen nunca antes vista en un coche que marcó a varias generaciones y sentó las bases del superdeportivo moderno que conocemos hoy. Sus puertas de apertura vertical, y el perfil afilado, de inspiración aeronáutica por el auge de la carrera espacial (como señala el propio Gandini) se convirtieron en auténticos iconos.

  • LAMBORGHINI

    3 / 9

    1973 /Countach LP 400

    El interior mostraba cierto refinamiento para un deportivo de entonces, aunque adolecía de problemas de ergonomía. El diseño exterior predominó sobre cualquier otra consideración y, para acceder y salir a las dos plazas. los ocupantes tenían que realizar ejercicios de contorsionismo. Y una vez dentro apenas veían nada hacia atrás. A cambio, podían disfrutar el poderío del motor V12, que rendía 375 CV a 8.000 revoluciones y lanzaba al coche cerca de los 300 km/h. Se fabricaron 152 unidades hasta 1978.

  • LAMBORGHINI

    4 / 9

    1978 / Countach LP 400 S

    La primera evolución. La mecánica apenas se tocó, pero se instalaron enormes ruedas que obligaron a ensanchar la carrocería. Las fabricaba Pirelli en exclusiva y las traseras alcanzaban 345 de medida. Pero mejoraron la tracción y la conducción en general. Además, se ofreció por primera vez la opción de un alerón trasero gigante, con forma de ala de avión, que se convirtió en otro símbolo inconfundible del modelo. Se produjeron 235 unidades hasta 1982.

  • LAMBORGHINI

    5 / 9

    1982 / Countach LP 5000 S

    Ahora sí. Este Countach tenía ya el motor 5.0 V12 con el que iba a haber salido originalmente. Y rendía los mismos 375 CV, pero a 7.000 vueltas (1.000 menos) y con mayor par o fuerza de empuje en toda la banda de revoluciones. Y el alerón, que ya había calado, se instaló de serie. Además, el habitáculo ganó algo de refinamiento. Se ensamblaron 323 unidades hasta 1985.

  • LAMBORGHINI

    6 / 9

    1985 / Countach LP 5000 QV

    Otro salto adelante, incentivado en este caso por la comercialización del Ferrari Testarossa en 1984. El 5000 QV llevaba un motor 5.2 V12, con cuatro válvulas por cilindro, y subía hasta 455 CV. El eje delantero se ensanchó para mejorar la direccionalidad, y se acercó más que nunca a la frontera de los 300 km/h. Fue el Countach más popular, con 613 unidades producidas hasta 1988.

  • LAMBORGHINI

    7 / 9

    1985 / Countach LP 5000 QV

    Este motor 5.2 V12 supuso el máximo que alcanzó el icónico Countach. Se llamaba QV por quattrovalvole, en referencia a sus cuatro válvulas por cilindro, una innovación que le permitió ofrecer 455 CV y dejar en evidencia al Testarossa de Ferrari. La solución de las cuatro válvulas por cilindro se popularizó después entre los GTi de los años noventa.

  • LAMBORGHINI

    8 / 9

    1988 / Countach 25th Aniversario

    El final del camino. El último modelo de la saga Countach no recogió mejoras mecánicas, pero afino el interior, que mostró otro salto adelante en calidad y estrenó equipamientos de confort como los asientos y ventanillas de ajuste eléctrico, y cambió también el exterior. La modificación fue obra de Horacio Pagani, el fundador de la marca del mismo nombre, que por entonces trabajada en Lamborghini. Y logró mejorar la aerodinámica, que reforzó tanto el aplomo del coche a alta velocidad como la refrigeración de la mecánica.

  • LAMBORGHINI

    9 / 9

    Marcello Gandini

    El diseñador (Turín, 1938) es uno de los representantes más reputados de la escuela italiana del siglo XX. Sustituyó a Giugiaro en Bertone, y dibujo varios modelos icónicos, como el Alfa Romeo Montreal el Lancia Stratos y el Renault Supercinco. En Lamborghini, entre otros, se ocupó del Miura, del Countach y también de su relevo moderno, el Diablo. "El Countach nació en un periodo de gran entusiasmo por la investigación espacial. El hombre había llegado a la luna dos años antes, y yo veía los lanzamientos de cohetes hacia el espacio, y fueron los que me inspiraron para dar forma al Countach", detalla Marcello Gandini en un video conmemorativo del 50 aniversario de este inolvidable automóvil.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no