Supercoches

Mercedes-AMG SL: renace un clásico con hasta 585 CV

La marca alemana revela la última propuesta de su legendario deportivo, desarrollada por primera vez íntegramente por la división AMG.

Mercedes-AMG SL: renace un clásico con hasta 585 CV

El nuevo Mercedes-AMG SL vuelve a sus raíces con una capota clásica y un carácter deportivo. El roadster (carrocería cupé descapotable), con un interior de 2+2 plazas para ganar polivalencia de uso, llegará al mercado, en una fecha aún por determinar, con dos opciones mecánicas basadas en un motor 4.0 V8. La versión de entrada (55 4MATIC+) tendrá a 476 CV y 700 Nm, mientras que el tope de gama, el 63 4MATIC+, alcanzará los 585 CV y los 800 Nm de par máximo. 

El Mercedes-Benz SL es uno de los grandes iconos de la marca de la estrella. Representa, desde la década de los 50, la deportividad combinada con la exclusividad y elevada a su máxima expresión. Toda una saga de automóviles extraordinarios que ha alcanzado un nuevo hito con la presentación de una última creación desarrollada por AMG.

La división de vehículos deportivos de Mercedes se ha encargado por primera vez de la creación integral de este nuevo SL, presentado en directo para todo el mundo. El nuevo Mercedes-AMG SL, que volverá a ser uno de los deportivos de referencia dentro de su segmento, mide 4.705 milímetros de largo y 1915 milímetros de ancho, y por primera vez en los 70 años de historia del modelo, dispondrá de tracción integral.

Y firma unas prestaciones extraordinarias, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos en su versión más potente y una velocidad máxima de 315 km/h. Homologa un consumo de entre 11,8 y 12,7 litros cada 100 kilómetros, y unas emisiones de CO2 de entre 268 y 288 gramos por kilómetro.

La capota de lona, que ha rebajado el peso del vehículo en 27 kilos, se pliega y se despliega automáticamente en unos 15 segundos, y puede accionarse a velocidades de hasta 60 km/h.

El diseño del Mercedes-AMG SL

Con la parrilla propia de AMG de listones verticales, el nuevo Mercedes-AMG SL guarda parecido con otros modelos de la marca y, a su vez, acentúa el diseño característico de un roadster: larga distancia entre ejes, voladizos cortos y capó largo, con la cabina en una posición retrasada y un parabrisas inclinado. Junto con unos pasos de rueda voluminosos, el modelo muestra un aspecto potente y dinámico.

El interior, que combina el aspecto deportivo con el lujo, está presidido por una gran pantalla central, con animación 3D generada en tiempo real y equipada con el sistema de infoentretenimiento MBUX.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no