Supercoches

El Mercedes Clase E más potente de la historia: 612 CV

La marca lanza las versiones AMG E63 y AMG E63 S, siendo la última capaz de hacer el 0-100 en 3,3 segundos.

Mercedes Clase E

Lujoso, cómodo... y superdeportivo.

Dentro de la gama de Mercedes, la Clase E es la berlina de representación a la que rápidamente se asocian características como el lujo y el confort. Quizá, aun a pesar de contar con motores capaces, la deportividad no está entre los atributos más destacables. Pero es algo que solucionan, y de qué manera, las variantes AMG E63 y AMG E63 S.

Como todos los modelos AMG con el 63 en su nomenclatura, montan un motor 4.0 V8 biturbo que desarrolla en la versión básica 571 CV y 750 Nm de par máximo, y en la superior 612 CV y 850 Nm, lo que convierten a este en el Mercedes Clase E más potente de la historia. En ambos casos, el bloque se asocia a una caja de cambios automática Speedshift MCT de nueve relaciones con levas al volante. La fuerza se transmite a las cuatro ruedas con la tracción integral 4MATIC.

El resultado es una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos para el primero y de 3,3 para el segundo, con una velocidad máxima limitada a 250 km/h, aunque desbloqueable hasta los 300 km/h con el pack AMG Driver.

No se trata solo de montar el motor más «gordo» posible: las mejoras mecánicas están presentes en todo el conjunto. Cuenta con un diferencial trasero mecánico (electrónico en el ‘S’), suspensión neumática Air Body Control ajustable en tres configuraciones, tres niveles de control de estabilidad y discos de freno de 360 mm en ambos ejes (de 390 en el ‘S’ y opcionalmente carbocerámicos).

El nuevo Mercedes Clase E también ofrece varios modos de conducción: Confort, Individual, Sport, Sport Plus y Race (este último solo en el S). Estos modifican la configuración de elementos como la intervención del ESP, el reparto de par o la respuesta del motor, entre otros. Una novedad interesante para los más quemadillos es que dentro del modo Race se puede activar la función Drift, en la que toda la potencia se transmite al eje trasero.

Siendo el apartado mecánico el realmente importante, AMG no ha dejado de lado otros que podrían considerarse algo más triviales. Hablamos de la imagen, en la que se dan cita los componentes habituales en este tipo de modelos (parrilla específica, pasos de rueda más anchos, llantas de 19 o 20 pulgadas, etc); y del habitáculo, con una decoración propia, numerosos apliques de fibra de carbono, luz ambiental LED…

Sobre la firma

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no