Supercoches

Michelin tiene a punto unos neumáticos que aguantan los 500 km/h

La guerra por ser el coche más rápido del mundo pronto podrá comprobarse con neumáticos que no se desintegrarán por las altas velocidades.

Michelin 500 km/h

La lucha por ser el más rápido pronto se podrá dirimir.

Puede que la guerra por convertirse en el coche más rápido del mundo parezca algo en lo que solo puede influir cada marca de automóviles, desarrollando el mejor superdeportivo que sus conocimientos y la técnica les permitan; sin embargo, hay muchos factores externos que también influyen y uno de los más importantes sin los neumáticos.

Gestionar la fuerza que supone un vehículo circulando a velocidades extremas puede ser una tarea titánica, tanto que en muchas ocasiones las gomas han supuesto un freno a las aspiraciones del coche que las monta. El ejemplo más claro es el del Bugatti Chiron: la propia marca afirmó que se conformaba con una velocidad máxima de 420 km/h por motivos de seguridad, ya que las cubiertas pueden llegar a desintegrarse. Sin este inconveniente, el hiperdeportivo debería poder superar la barrera de los 450 km/h sin problema.

Por eso la lucha por ser el coche más rápido del mundo está ligeramente sesgada, pero en Michelin son conscientes de la situación y llevan tiempo trabajando en un neumático que aguante las exigencias de este tipo de modelos. Y la compañía está a punto de conseguirlo, como ha expuesto Eric Schmedding, Product Manager de Michelin, en una entrevista en Bloomberg: “Estamos llamando a las puertas de las 300 millas por hora (482 km/h)”. Se trata, según continúa Schmedding, de “un gran juego, con una competencia feroz y que se mueve muy rápido”.

Las principales marcas implicadas son la mencionada Bugatti, con su Chiron; Koeneigsegg con el Agera RS o su reemplazo; y el preparador americano Hennessey, que ya anunció que su última creación, el Venom F5, es capaz de superar la barrera.

Para los fabricantes, ser el primero en romper con las 300 millas por hora se trata de una cuestión de prestigio, con el pedigrí que ello conlleva para sus creaciones, pero para Michelin, además de eso, también es una cuestión de negocio. Y es que tener en su oferta los únicos neumáticos capaces de aguantar dichas velocidades haría que todos los modelos de estas características los montasen de serie, convirtiéndose en suministrador exclusivo de las marcas más exclusivas.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no