• 1 / 14

    Coche eléctrico // 1884

    Ya en 1834 se construyeron prototipos a escala reducida y en 1880 el francés Gustave Trouvé adaptó un pequeño motor eléctrico Siemens alimentado con batería a un triciclo. El inventor británico Thomas Parker presentó en 1884 el primer coche eléctrico, 15 años antes de que el belga Camille Jenatzy consiguiera por primera vez en la historia superar los 100 km/h con un prototipo eléctrico con forma de proyectil bautizado como Jamais Contente ('Nunca contenta')

  • 2 / 14

    Cierre centralizado // 1914

    Las cerraduras eléctricas centralizadas fueron inventadas a principos del siglo XX por el fabricante de coches de lujo norteamericano Scripps-Booth. Packard lo generalizaría en su gama en 1956 y ya en 1980 Ford perfeccionó el sistema añadiendo el mando a distancia. Y sería Renault el primer fabricante que ofrecería de serie el sistema como lo conocemos hoy en día en su modelo Fuego de 1982 (en la imagen).

  • 3 / 14

    GPS // 1930

    El popularmente conocido hoy día como “navegador” apareció por primera vez bajo el nombre de Iter Avto. En realidad se trataba de un lector de mapas que se desenrollaba sincronizado con la velocidad del automóvil. La tecnología de posicionamiento por satélite no llegaría a los coches hasta 1990, cuando Mazda lo ofreció en su modelo Eunos Cosmo para el mercado japonés. A Europa llegó cinco años más tarde como equipo opcional del Renault Safrane.

  • 4 / 14

    Regulador de velocidad // 1948

    Hay que remontarse a la década de 1940 para encontrar los orígenes del moderno control de crucero. Lo patentó como Speedostat el ingeniero ciego Ralph Teetor, en 1948. Fueron los Chrysler de finales de los cincuenta (en la imagen un Imperial) y los Cadillac de los sesenta los primeros coches en equiparlo.

  • 5 / 14

    Cámara trasera // 1956

    Aunque su popularización ha sido reciente, la cámara conectada a la marcha atrás apareció hace más de medio siglo. El ingeniero estadounidense Chuck Jordan la incluyó en su futurista ‘concept car’ Buick Centurion XP-301 de 1956.

  • 6 / 14

    Techo panorámico practicable // 1973

    Los techos corredizos ya existían desde hacía tiempo, pero el primer coche en ofrecer la opción de uno transparente de vidrio y de accionamiento eléctrico fue la limusina Lincoln Continental Mark IV.

  • 7 / 14

    ABS // 1978

    El sistema de antibloqueo de frenos ya existía desde los años veinte del pasado siglo, aplicado al tren de aterrizaje de los aviones para que no tuvieran accidentes al tomar tierra, sobre todo en superficies deslizantes. El fabricante de componentes Bosch lo perfeccionó para su aplicación en el automóvil y serían las berlinas alemanas Mercedes Clase S y BMW Serie 7 los primeros en equiparlo como opción. En 1985 Ford lo incluyó por primera vez como equipo de serie en el Scorpio (en la imagen), anticipándose a la normativa que lo hizo obligatorio en todos los automóviles fabricados a partir de 2003.

  • 8 / 14

    Cuadro digital // 1978

    El Cadillac Seville de 1978, un coche diseñado para competir con las berlinas alemanas en el mercado norteamericano, ya ofrecía la opción de equipar un cuadro de instrumentos digital.

  • 9 / 14

    Sintetizador de voz // 1983

    La versión Renault 11 TSE Electronic sorprendía a mediados de los ochenta al incorporar en su equipo una serie de avisos por voz que daban informaciones sobre el vehículo como puertas abiertas, depósito en reserva, etc. Además disponía de un tablero de instrumentos completamente digital, inédito para la época y sobre todo en un modelo popular.

  • 10 / 14

    Pantalla táctil // 1987

    Hoy en día las pantallas táctiles multifunción se han extendido a todos los segmentos del automóvil. Pero su antecedente se remonta al Buick Riviera de 1986, que incorporaba un dispositivo llamado “Graphic Control Center” basado en una televisión catódica en blanco y negro (No se utilizaban todavía las pantallas de cristal líquido LCD) y solamente ofrecía la posibilidad de controlar funciones básicas como la radio o el aire acondicionado.

  • 11 / 14

    Asistente de aparcamiento // 1992

    El primer asistente automático de aparcamiento, junto con el control de velocidad y el frenado automático, estableció las bases para desarrollar el coche autónomo. Se experimentó durante los noventa y Volkswagen lo perfeccionó en su prototipo laboratorio Futura, capaz entre otras cosas de estacionarse solo sin intervención del conductor. Pero la tecnología necesaria (aplicada en el prototipo de la imagen) resultaba todavía excesivamente cara en esa época para ofrecerla en modelos de serie. El primer coche con asistente de aparcamiento fue el Toyota Prius para el mercado japonés en 2003, con el nombre de Intelligent Parking Assist.

  • 12 / 14

    Stop and Start // 1994

    El primer antecedente del sistema de apagado del motor automático es el Volkswagen Golf Ecomatic de 1994. Se trataba de una versión de bajo consumo que desembragaba la transmisión automáticamente cuando se levantaba el pie del acelerador dejando que el coche avanzara por su propia inercia y, pasados 1,5 segundos, apagaba el motor. Al presionar el acelerador volvía a arrancar.

  • 13 / 14

    ESP // 1995

    Mercedes fue el primer fabricante en ofrecer como opción el sistema de control de estabilidad ESP para su berlina de representación Clase S. Pero pronto se vio obligada a generalizarlo de serie en las gamas inferiores a raíz de las polémicas pruebas antivuelco realizadas con la primera generación del pequeño monovolumen Clase A.

  • 14 / 14

    Frenada de emergencia // 2003

    El primer coche de serie capaz de detectar algún obstáculo en su trayectoria, como por ejemplo un peatón, y frenar evitando la colisión o el atropello fue la berlina Lexus LS430.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no