Tecnología

La frenada automática podría evitar un 20% de accidentes

Un estudio del RACC señala los beneficios de la popularización de este nuevo equipamiento de seguridad electrónica

Según un estudio de seguridad del RACC, el club del automóvil catalán, la generalización de los sistemas de frenada automática de emergencia podría evitar uno de cada cinco accidentes de tráfico en España. El organismo señala que si todos los turismos y vehículos industriales del parque nacional lo llevaran instalado «se habrían podido salvar 272 vidas en 2014».

Los dispositivos de frenado automático pueden evitar impactos, o al menos reducir las consecuencias de los mismos. Se dividen en dos categorías principales: los de ciudad y los de carretera. Los primeros son capaces de impedir atropellos a peatones y pequeños golpes hasta unos 30 km/h (hasta 50 km/h los sistemas más avanzados). Los de carretera, en cambio, trabajan a velocidades superiores y funcionan de forma diferente: primero alertan al conductor del peligro (por ejemplo, cuando se aproxima al vehículo precedente a velocidad excesiva) y si éste no reacciona (distracciones, somnolencia) frenan a media potencia y siguen avisándole. Y solo cuando la colisión es ya inevitable, frenan a fondo para reducir las consecuencias del impacto (actúan así para cumplir la normativa actual).

Aunque la disponibilidad de estos sistemas de seguridad se duplicó de 2013 a 2014, y son ya 23 los fabricantes que los ofrecen, la mayoría siguen siendo opcionales y, según el RACC, los coches que lo equipan de serie apenas representan el 4,2% del total. Sin embargo, se espera que el porcentaje crezca considerablemente a corto plazo, porque casi todos los automóviles nuevos que llegan al mercado incorporan algún tipo de dispositivo de frenada automática de emergencia.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no