Tecnología

Sueños de ingeniería

Modelos eléctricos con 500 kilómetros de autonomía, piezas fabricadas con impresoras 3D, faros orgánicos, carrocerías que se alargan para mejorar la aerodinámica… Los ‘coches concepto’ del certamen alemán permiten vislumbrar las tecnologías del mañana.

Sueños de ingeniería

Del laboratorio a la calle. Los prototipos del Salón de Fráncfort, que cerró sus puertas el pasado día 27 de septiembre, ponen a prueba las tecnologías más prometedoras para mejorar la próxima generación de modelos comerciales. La colección de soluciones de I+D vista en la feria alemana está próxima a convertirse en realidad y se aleja de los fuegos de artificio sin viabilidad industrial que solían ofrecer los coches concepto hasta hace solo unos años en los grandes certámenes.

La mayoría de nuevas propuestas técnicas buscan reforzar la eficiencia, que se reafirma como uno de los pilares del automóvil del siglo XXI. Y hay diversidad de opciones, aunque la aerodinámica, ahora con elementos móviles que se despliegan por la carrocería según las necesidades, y las mecánicas eléctricas, que se benefician de una autonomía ampliada gracias a pilas muchos más capaces, constituyen los ejes principales de la tendencia.

Junto a la optimización del aprovechamiento energético, las tecnologías relacionadas con la seguridad reciben también una atención especial. En este campo, los faros de led orgánicos (OLED) son uno de los estrenos más llamativos. Resultan aún más compactos, duraderos y luminosos que los led convencionales, y añaden características interesantes como un haz de luz más denso que tiende a envolver los objetos, en vez de cortarlos, un aspecto que potencia la visibilidad en conducción nocturna. Además, esta iluminación sirve también para el interior de los vehículos, y permite dibujar, entre otras cosas, gráficos 3D de profundidad mejorada y hasta hologramas para los dispositivos de proyección de datos en el cristal (HUD).

Los avances se dirigen también a reducir los costes en el proceso de producción, un factor clave, porque los ingresos obtenidos con los nuevos coches se suelen reinvertir para desarrollar los siguientes. Aquí, la presentación de prototipos que utilizan la impresión 3D para fabricar diversos componentes permite entrever un horizonte en el que esta alternativa sustituya a la maquinaría tradicional, aunque siempre en piezas no mecánicas.

El contrapunto lo ponen algunas creaciones experimentales que persiguen la máxima potencia y prestaciones, o incluso magnificar la imagen de su fabricante a través del lujo. Y tampoco pueden faltar los todoterrenos, los coches de moda, con modelos venideros que se ven anticipados por varios prototipos que muestran nuevos lenguajes estéticos y formatos más originales.

Por encima de 400 km/h

Virtual y real. Este prototipo se concibió inicialmente para el videojuego Gran Turismo 6, donde se podrá pilotar (PlayStation), pero Bugatti decidió traspasar las fronteras digitales y producir una unidad para exponerla en la muestra. Y la iniciativa ha tenido gran éxito, porque la espectacular propuesta se ha convertido en uno de los mayores centros de atención de la feria alemana.








Bugatti Vision Gran Turismo.




La rumorología dice que esta creación representa un fiel adelanto de cómo será el sustituto del actual Veyron, el superdeportivo de Bugatti y una de las máquinas más imponentes ideadas por la industria en su historia.

La marca comunica que, en la pista francesa de la Sarthe –acoge las 24 Horas de Le Mans–, podría superar los 400 km/h en varios sectores del trazado. De la mecánica nada se sabe todavía, pero debería superar de largo los 1.000 CV, para seguir despuntando, como el Veyron, incluso entre los modelos más estratosféricos del panorama actual.

Eléctricos de alto voltaje

Las baterías de última generación ofrecen mayor densidad energética y permiten autonomías similares a las que obtiene un automóvil de gasolina. Porsche y Audi son las estrellas entre estos nuevos modelos a pilas y han concentrado todos los focos del Salón. Y tienen a Tesla en su punto de mira, que por el momento se mueve en el mercado de los vehículos eléctricos de lujo sin oposición alguna.








Porsche Mission E.




El Audi anuncia “más de 500 kilómetros” de duración por carga, gracias a un módulo de baterías enorme: 95 kWh de capacidad. Se trata de un todoterreno con un tamaño intermedio entre un Q5 y un Q7, y se producirá en serie: la versión definitiva debería presentarse en 2017. El Porsche, en cambio, parece un Panamera del futuro. Comparte las mismas baterías, aunque con un margen operativo algo inferior, hasta 500 kilómetros, consecuencia de su mayor poderío: rinde 600 CV (503 CV el Audi) y acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos (frente a 4,4 del e-Tron). Pero el fabricante no ha confirmado aún su lanzamiento comercial.








Audi e-Tron Quattro.




Ambos incluyen tracción 4×4, admiten recargas por cable y por inducción, y reúnen los equipos necesarios para poder ofrecer un piloto automático completo, aparte de los nuevos faros de led orgánicos (OLED). Los interiores de ambos tienen asimismo su miga. Recogen varias pantallas táctiles que eliminan los botones físicos, como mandan las últimas tendencias, y aplican también la iluminación led orgánica, que permiten obtener nuevos efectos, como gráficos 3D de profundidad mejorada.

Del coche que crece a la impresión 3D

El Mercedes IAA (foto superior) es una berlina híbrida enchufable que ensaya nuevas soluciones aerodinámicas para reforzar la eficiencia. A partir de 80 km/h, la parte posterior de la carrocería crece casi 40 centímetros, desplegando un módulo extra, para mejorar la canalización del aire y reducir así la resistencia al avance. El resultado es un Cx o coeficiente de resistencia excelente, de apenas 0,19, que, entre otras cosas, hace que las baterías aporten una autonomía eléctrica de hasta 66 kilómetros, más del doble de lo que consiguen los actuales Mercedes de calle con tecnología enchufable y pilas similares.








Mercedes IAA.




El Peugeot Fractal, por su parte, tiene la particularidad de que el 80% de sus componentes no mecánicos están fabricados con una impresora 3D, un nuevo método de producción que contribuye a contener los costes y que no tardará mucho en empezar a aplicarse en modelos comerciales. Además, el Fractal investiga también las posibles aplicaciones del sonido 3D, que, por ejemplo, puede comunicarse con el GPS y hacer que las indicaciones suenen solo del lado al que el conductor tiene que girar.

Un Bentley venido de Corea








Hyundai Vision G.




La marca coreana valora desarrollar una nueva familia de modelos de lujo, y este vehículo sería su icono, un cupé grande y exclusivo al estilo de un BMW Serie 6. Reúne una planta seductora y señorial, con un frontal que remite a Bentley y Aston Martin, un interior exquisito y un motor V8 de 426 CV. El fabricante ya ha dado antes pasos hacia el lujo con su berlina grande Génesis, que destaca por su refinamiento y cuyo logo alado, diferente al del resto de Hyundai, es el mismo del Vision G.

El molde del próximo Juke








Nissan Gripz.




Nissan podría utilizar algunas soluciones estéticas de este coche concepto en su nuevo Juke, la próxima entrega de su todoterreno urbano, que debería aparecer en 2017. El Gripz sobresale por su imagen deportiva y rompedora, y estaría a la altura como sucesor de un modelo tan diferente a la mayoría como el Juke. El frontal, bastante puntiagudo, y la vista lateral, baja y deportiva, podrían verse en el modelo definitivo. Mide 4,10 metros de largo e incluye cinco puertas y cuatro plazas. El interior, con una instrumentación que recuerda a las esferas de los relojes de tipo cronómetro, pantalla táctil flotante y una consola con vigas a la vista, muestra también detalles con cierto futuro. Por lo demás, el Gripz lleva mecánica híbrida y recurre a componentes de fibra de carbono para reducir el peso.

Un cruce entre deportivo y 4×4








Seat León Cross Sport.




Por una parte, la mecánica deportiva de los Audi S3 y VW Golf R, con motor de 300 CV y tracción 4×4; por otra, una carrocería con mayor altura libre al suelo y detalles camperos. El resultado: el Cross Sport, un León mestizo que fusiona aspectos de unos y otros para concebir un producto diferente, con funcionalidad ampliada. Según Seat, el color anaranjado de la carrocería y el interior está inspirado en el “sol de Barcelona”.

Traje futurista para el mini RAV4








Toyota C-HR.




En el Salón de París de 2014, Toyota presentó ya un prototipo con este mismo nombre, que anticipaba los rasgos de diseño que la marca aplicaría en sus futuros todoterrenos. Ahora, la firma confirma que presentará un modelo de serie basado en el C-HR, el visto en Fráncfort, que tiene carrocería de cinco puertas, en el próximo Salón de Ginebra (2016). Y todo apunta a que será un todoterreno pequeño, del estilo de los Juke, Captur, 2008…

Apuesta ‘pick up’








Renault Alaskan.




A pesar de que las camionetas con caja de carga separada registran ventas testimoniales en Europa, Renault va a lanzar un nuevo modelo, cuya imagen anticipa el concepto Alaskan. La propuesta definitiva será un clon del nuevo Nissan Navara (2016) y, como él, será de los pocos pick-up que podrá tener suspensión trasera con muelles, en vez de ballestas, lo que le permitirá ofrecer un confort similar al de los todoterrenos en el uso familiar.

Arquitectura cupé








Mazda Koeru.




Igual que BMW ha desdoblado su oferta de todoterrenos, con un catálogo que contempla ahora modelos de línea familiar (X3 y X5) y otros de aspecto más deportivo (X4 y X6), Mazda planea una estrategia similar con este prototipo Koeru, que, de llegar finalmente a la calle, podría convertirse en la variante de formato cupé del actual CX-5.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no