Tecnología

Urbanitas alternativos

Abandonan el campo para conquistar la ciudad. La oferta de todoterrenos pequeños no deja de crecer

Urbanitas alternativos

Están en plena eclosión y su despliegue parece no tener fin. Los todoterrenos pequeños han abandonado el campo para instalarse en la ciudad. Y se van a quedar, porque el cambio de aires les ha convertido en los nuevos utilitarios urbanitas y también en el segundo coche preferido de muchas familias de clase media. El fenómeno no ha hecho más que empezar.




El Renault Captur, que se fabrica en Valladolid, acaba de superar las 300.000 unidades y todavía no ha cumplido los primeros dos años de vida



La oferta de todoterrenos de bolsillo era simbólica en Europa hace apenas cinco años: el Suzuki Jimny, heredero del legendario Samurai, las versiones 4×4 del Fiat Panda y poco más desde que Mitsubishi retiró el Montero iO. Y estaban más enfocados al campo y zonas de montaña que a la carretera y la ciudad, porque eran todoterrenos de verdad, con tracción 4×4 y hasta reductora. Los modelos que llegan ahora comparten su base mecánica con los utilitarios y lo único que tienen de todoterreno es el traje con que se visten. Sin embargo, su imagen transmite robustez y la posición más elevada al volante aporta una sensación de seguridad superior, sobre todo en tráfico urbano. Y como casi nadie los saca del asfalto, las versiones 4×4 son casi testimoniales.








Honda HR-V.




Tras el tirón de los pioneros como el Nissan Juke, el éxito arrollador de los que han salido después, como los Peugeot 2008, Opel Mokka o Renault Captur –acaba de superar las 300.000 unidades en menos de dos años– ha echado más leña al fuego. Y la oferta se ha ampliado en 2014. El primero en llegar fue el Suzuki S-Cross, con una carrocería baja y deportiva, pero a pesar de su ajustado consumo no acaba de triunfar. Kia ha lanzado un nuevo Soul, de diseño muy peculiar y con el aplomo de un coche mayor. Pero la propuesta más original ha sido sin duda el Jeep Renegade, tanto por estética como por ser fiel a la tradición campera de la marca americana: ofrece versiones 4×4 que lo sitúan como un todoterreno de verdad.

Por lo demás, en un tamaño algo mayor Mercedes ha sorprendido con el estilizado GLA, que aporta una imagen muy conseguida y una gran agilidad en zonas viradas. Audi ha respondido renovando el Q3 con cambios estéticos y mejoras mecánicas, y Nissan ha lanzado el Juke Nismo RS de 220 CV.

El Fiat 500x y el BMW X1

Los primeros estrenos de 2015 serán los Fiat 500X y Suzuki Vitara, en febrero. El italiano (desde 17.590 euros con descuentos y Plan PIVE) comparte la mecánica del Jeep Renegade, pero adopta otro traje muy logrado de formas más redondeadas que le identifican con el carismático 500. Y tendrá versiones camperas con tracción 4×4 y más altura al suelo.








Suzuki Vitara.




El Vitara, en cambio, completará al S-Cross, aunque según Suzuki busca un público más joven: se podrá personalizar con 15 colores, pinturas bitono, accesorios, etcétera. Y dispondrá de tracción 4×4.








Mazda CX-3.




Algo más adelante, en primavera, llegará el Mazda CX-3, uno de los modelos más atractivos. Presenta una línea vanguardista y un frontal con carácter y el techo cae por detrás para fundirse con una zaga maciza y musculosa. Habrá versiones de gasolina, un nuevo 1.5 diésel Skyactiv-D de 115 CV y cambios manuales y automáticos. Hacia el verano, BMW lanzará el nuevo X1, con más presencia y totalmente distinto al actual, que se diseñó a toda prisa.

Y Honda estrenará el HR-V, heredero del de 1999, que aparte de su peculiar frontal podría equipar el nuevo 1.6 diésel de 160 CV. Infiniti se sumará más tarde con el QX30, algo más alto y largo que el Q30.

La propuesta de Ssangyong será el Tivoli, otro modelo de diseño original que llegará en junio con motor 1.6 de gasolina y en octubre con un 1.6 diésel, ambos de 125 CV.



Son la última moda y nadie se quiere quedar atrás


Un crecimiento imparable y exponencial. Gianluca Italia, responsable de Fiat para Europa, África y Oriente Próximo (EMEA), aseguraba en la presentación del Fiat 500X que cada nuevo todoterreno pequeño que se ha lanzado en los tres últimos años no ha reducido las ventas de los que había y, en cambio, ha engordado el mercado.

Los todoterrenos pequeños, o al menos los utilitarios con su silueta, son la tendencia de moda en el automóvil y se han convertido en el filón con más potencial. Aunque cada vez hay más propuestas, las ventas no dejan de aumentar y según estudios de Ford, entre 2013 y 2018, crecerán un 90% más.

Con estas perspectivas, ninguna marca quiere renunciar a su parte del pastel. Es el caso de Ssangyong, que acaba de confirmar el Tivoli (en la imagen). Y, sobre todo, el de Seat, que tras varios años deshojando la margarita para decidir si lanzaba un modelo de tamaño medio, ahora prepara dos propuestas a la vez: una más grande y familiar para 2016 basado en la plataforma adaptada del León y el Golf, y otra más pequeña de estilo deportivo con la base mecánica del próximo Ibiza y una longitud similar a los Nissan Juke y Renault Captur.

La oferta se ampliará también con los modelos de las marcas de prestigio, aunque faltan confirmaciones. Solo Audi tiene ya en la rampa de lanzamiento el Q1, que debería llegar en 2016 compartiendo la nueva plataforma (chasis, suspensiones y mecánica) de las próximas generaciones de los Polo e Ibiza.

Otra alternativa es el prototipo Taigun que VW ha presentado en varios salones internacionales. Se trata de un todoterreno muy pequeño: apenas cuatro metros de largo y menos de mil kilos de peso. Pero no ha confirmado su fabricación. BMW tampoco ha anunciado sus planes, aunque podría dejar un modelo de este tipo a Mini. Y Mercedes podría hacer lo mismo dejando el proyecto para Smart.



Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no