Guía rápida: así puedes evitar las 9 averías de coche más caras

Hay visitas al taller que te dan ganas de llevar el coche al desguace. Aprende cómo librarte de reparaciones de hasta 5.000 euros.

Guía rápida: así puedes evitar las 9 averías de coche más caras

Un mantenimiento adecuado ayuda a evitar problemas graves.

Un coche entre tus manos siempre es un incordio en tu bolsillo, por mucho que te guste conducir. Y como los gastos inevitables son unos cuantos, vamos a intentar esquivar los evitables. Estas son las averías de coche más caras, las que más debes temer. ¿Y qué puedes hacer para no sufrirlas? No todo depende de ti, pero de ti depende que te libres al menos de alguna.

1. TURBO
Esta es la pieza que da vidilla a tu coche. La que te regala los caballos que necesitas al volante. Lo que hace esta turbina es tomar el aire, comprimirlo e introducirlo en el motor a gran presión para inyectar más potencia. Pero si se estropea puede llegarte una factura de entre 1.000 y 5.000 euros. La reina de las averías más caras.

La venda antes de la herida: el turbo puedes cargártelo con algunos errores en la conducción. Así que prevención. Lo fundamental es que trabaje con calma y no se caliente en exceso. Tres consejos fáciles: déjalo al ralentí un par de minutos al arrancar para que se lubrique bien. Después, no subas de revoluciones mientras el motor está frío (y, en general, cuanto menos agresivo seas, mejor). Por último, no apagues el motor nada más parar: deja que el turbo se enfríe un poco.

2. CAJA DE CAMBIOS
No es la avería más habitual, pero sí una de las más graves. Si tratas el cambio de manera descuidada y se estropea, el susto se traduce en una reparación que cuesta entre 1.000 y 3.000 euros, en función del modelo.

La venda antes de la herida: cambia de marcha con suavidad y, aunque parezca una tontería, no te apoyes en la palanca de cambios. El peso puede general rozamiento indebido entre elementos mecánicos.

3. CASQUILLO DE BIELA
¿Casquillo de qué? Habrá que reconocer que no es la pieza más conocida, ¿no? Pues te vas a llevar un disgusto si se estropea, porque para llegar a ella hay que desmontar todo el motor. Calcula unos 1.800 euros. Por cierto, la biela une el pistón y el cigüeñal y, cuando el casquillo de la biela se rompe, hay que actuar rápido: si se rompe también el cigüeñal, la avería se acerca a los 3.000 euros.

La venda antes de la herida: cruza los dedos, porque es cuestión de suerte (y cuantos más kilómetros, más posibilidades). Eso sí, en cuanto oigas un traqueteo bajo tu motor, corre al taller.

4. BOMBA DEL COMBUSTIBLE
Su tarea es impulsar el combustible hacia los cilindros. Para que el motor funcione de manera óptima y eficiente, debe hacerlo con la presión justa. Un elemento de precisión que también está entre las averías de coche más caras. En función de las horas de trabajo, puede ir de los 700 a los 2.000 euros.

La venda antes de la herida: esta avería se produce cuando el combustible contiene restos de agua o metal, así que decántate por el de mayor calidad posible. Para compensar, aquí tienes unos trucos para ahorrar gasolina.

averías de coches más caras

5. CORREA DE LA DISTRIBUCIÓN
Este elemento sincroniza el movimiento de válvulas, pistones, arboles de levas y piñones para que el motor funcione. Nada menos. Una rotura supondría que las válvulas golpeen los pistones, ocasionando un destrozo que puede suponer hasta 2.000 euros. Y si la desgracia te ocurre a alta velocidad, las piezas rotas pueden salir disparadas y romper otras, encareciendo aún más la reparación. Sin duda, una de las averías de coche más caras.

La venda antes de la herida: cámbiala cuando indica el fabricante, generalmente cuando suma entre 80.000 y 120.000 kilómetros. O cada cinco años, para evitar la rotura por descomposición. Si tu coche usa cadena de distribución, una preocupación menos. No hay que sustituirla; basta con usar el aceite de motor que recomienda el fabricante.

6. INYECTORES
Un fallo en los inyectores es otra de las averías de coche más caras porque son componentes caros, especialmente en los coches diésel. Cambiarlos cuesta unos 2.000 euros.

La venda antes de la herida: vuelve al punto número siete. La gasolina, cuanto mejor, mejor (valga la redundancia). Aunque también pueden estropearse simplemente por el uso.

7. EMBRAGUE
Lo utilizamos constantemente, así que siempre existen probabilidades de que se estropee. Y cuando esto ocurre, la consecuencia es otra de las averías de coche más caras: el coste se puede disparar hasta los 1.300 euros.

La venda antes de la herida: utiliza los pies con cabeza. Pisa suavemente y siempre hasta el fondo, para que las marchas engranen bien. Y no se te ocurra mantener el pedal pisado en los semáforos. Así quemas el embrague sin darte cuenta.

8. JUNTA DE LA CULATA
Su misión es unir la culata y el bloque de motor, y en su día a día está sometida a elevadas temperaturas y esfuerzos elevados. La pieza puede costar hasta 900 euros, a lo que hay que sumar la mano de obra.

La venda antes de la herida: para evitar un exceso de temperatura, revisa periódicamente el refrigerante del vehículo.

9. CENTRALITA
La centralita funciona a modo de ordenador y regula los sistemas de inyección. Por ejemplo, controla la cantidad de aire o gasolina que entra a los cilindros. Y la centralita consiste en una placa base con un circuito electrónico que puede fallar con el paso del tiempo. Sustituirla cuesta unos 900 euros.

La venda antes de la herida: la humedad afecta negativamente a esta pieza, así que conviene evitarla al máximo.