Jaguar I-PACE: el gato con pilas

Es el primer eléctrico de la marca británica y saldrá en 2018: un SUV de 400 CV y 500 kilómetros de autonomía que alcanza 100 km/h en 4 segundos.

Jaguar I-PACE: el gato con pilas

El Jaguar I-PACE confirma la apuesta de la industria por los motores eléctricos.

Las ventajas de los coches eléctricos en sostenibilidad, aceleración y espacio interior, con la imagen deportiva y elegante de Jaguar, y todo el carisma de la marca británica. Se llama Jaguar I-PACE Concept y es el primer modelo eléctrico que va a lanzar Jaguar. Se ha presentado anoche en una gala celebrada en los Milk Studios de Hollywood y será la estrella del Salón de Los Ángeles 2016 (del 18 al 27 de noviembre).

El Jaguar I-PACE se anuncia como prototipo, pero se trata de un modelo de preserie que muestra la imagen prácticamente definitiva del que se desvelará finales del año que viene. Saldrá a la venta el segundo semestre de 2018 con un precio mínimo estimado de unos 90.000 euros, similar al del F-PACE 3.0 V6 Turbo de 380 CV que se vende ahora.

El Jaguar I-PACE competirá con dos modelos similares que llegarán en esas mismas fechas, el Audi e-tron Quattro de 403 CV (baterías de 95kWh) y el Porsche Mission-e de 600 CV, que anuncian también ‘más’ de 500 kilómetros de autonomía.

Las seis claves del primer Jaguar a pilas

1. Diseño revolucionario

“Hemos partido de una hoja en blanco sin ningún condicionante previo” asegura Ian Callum, máximo responsable del diseño de la marca. Y el I-PACE lo confirma. Mide 4,68 metros de largo, cinco centímetros menos que el F-PACE, pero es otros cinco más bajo y ofrece una aerodinámica muy mejorada: CX de 0,29 frente a 0,34. Pero, sobre todo, estrena un nuevo lenguaje de diseño más vanguardista que se refleja sobre todo en el perfil o silueta, y define el nuevo ADN estético de los modelos eléctricos de Jaguar.

En realidad, el Jaguar I-PACE es más un crossover o coche de fusión que un SUV. Es cierto que mantiene los trazos de los SUV por debajo de la cintura de las puertas, pero por arriba adopta la de los superdeportivos de línea cupé. Y lo hace empleando mucha más chapa que cristal, sobre todo en la zona posterior, que llega a una proporción de casi tres a uno y afianza su imponente deportividad. 

2. Dos motores eléctricos y 400 CV

El Jaguar I-PACE estrena dos motores eléctricos sincrónicos muy compactos desarrollados por Jaguar, uno por cada eje, que aparte de ofrecer tracción 4×4 eléctrica, rinden 200 CV cada uno y tienen 350 Nm de par, lo que suma 400 CV y 700 NM. Además, pesan solo 38 kilos cada uno y son mucho más ligeros que los de inducción de la competencia, que rozan los 70 kilos.

3. Prestaciones de purasangre: 4 segundos de 0a 100 km/h

Y como la potencia y el par de los eléctricos son instantáneos y no hay que esperar a que suban de vueltas para ofrecer el máximo rendimiento, el I-PACE alcanza 100 km/h en solo 4 segundos, una cifra cercana a la de un Ferrari California. En cambio, Jaguar no ha comunicado la velocidad máxima.

4. Más espacio para la familia en menos tamaño

La doble mecánica eléctrica integrada en los ejes delantero y trasero permite prescindir de la transmisión. Y como los eléctricos no llevan otros elementos, como colectores, radiadores ni sobre todo escapes, etc, y las baterías van integradas en un módulo de aluminio tipo sándwich, debajo del piso, la nueva plataforma para coches eléctricos de Jaguar permite elevar la distancia entre los ejes a 2,99 metros para ofrecer más espacio interior en menos longitud.
Así, el Jaguar I- PACE puede alojar a cinco pasajeros con un espacio para las piernas sobresaliente atrás y cargar su equipaje en un maletero de 530 litros al que se suma otro delante con 28 litros más.

5. 90 kWh de baterías, como los mejores Tesla

El I-PACE estrenará unas baterías de ion litio desarrolladas por Jaguar, con 90 kWh, que triplican la capacidad del último Nissan Leaf y casi la del último BMW i3 (33 kWh) y se quedan a solo 10 kWh de los 100 kWh que ofrecen las P100D, el último desarrollo de Tesla para la versión superior del Model S, que acaban de salir y elevan el precio de la berlina americana por encima de los 130.000 euros.

6. Más de 500 km de autonomía

Pero el Jaguar eléctrico anuncia más de 500 kilómetros de autonomía según el optimista ciclo europeo NEDC, unos 350 en uso real, y 354 kilómetros según el ciclo americano EPA, mucho más veraz. Jaguar declara que se pueden recargar al 80% en 90 minutos y al 100% en dos horas, pero siempre que se utilice un supercargador rápido de 50 KW. Y teniendo en cuenta que un enchufe normal de los que hay ahora en cualquier hogar no permiten cargar más de 3 kWh, la recarga en casa sin un poste más rápido podría superar las 40 horas.