Nuevo Lotus Elise Sprint: menos de 800 kilos para vibrar en las curvas

Disponible con dos motores, un 1.6 de 134 CV y un 1.8 de 217 CV, su relación de potencia por tonelada es más que interesante.

Nuevo Lotus Elise Sprint: menos de 800 kilos para vibrar en las curvas

Fiel a la idiosincrasia de la marca: aligerar lo máximo posible.

Para mejorar un buen deportivo hay básicamente dos caminos: más potencia o menos peso. Y en la segunda tendencia hay marcas que sobresalen, bien sea Caterham, bien sea Lotus. Con su última creación, el Lotus Elise Sprint, la firma británica ha demostrado su saber hacer.

Esta nueva versión se convierte en la más ligera de la gama actual del modelo gracias a un contenido peso de tan solo 798 kilos, lo que supone un adelgazamiento de 41 kilos. ¿Cuáles han sido las claves de esta dieta? La presencia de la fibra de carbono es una de las primeras responsables, ahorrando seis kilos al dar forma a los asientos y 800 gramos en los umbrales de las puertas (estos últimos son opcionales).

El portón trasero es de policarbonato y recorta otros seis kilos, las llantas forjadas restan otros cinco y la batería de litio rebaja nueve kilos el peso del conjunto. Por último, como extra se pueden instalar unos discos de freno cuatro kilos más ligeros.

Lotus Elise Sprint

Con la marca de báscula reducida prácticamente al mínimo posible, el otro punto a tratar es qué motor va a dar vida al bólido. Lotus ofrece dos opciones mecánicas. La básica es un bloque 1.6 de 134 CV y 160 Nm de par y la superior un 1.8 turbo de 217 CV y 250 Nm de par.

A pesar de que un deportivo ligero de estas características se disfruta sobre todo en las curvas, la dieta también repercute positivamente en su aceleración en recta: el Lotus Elise Sprint 1.6 marca 5,1 segundos en el 0-100 km/h y el 1.8 realiza el sprint en 4,1 segundos.

De momento solo se conocen los precios para el Reino Unido: 37.300 y 44.300 libras, lo que al cambio suponen, respectivamente, unos 43.000 y 51.000 euros.

Lotus Elise Sprint