Actualidad

10 anécdotas de la historia de Porsche que parecen mentira… pero son verdad

El 8 de junio de 1948 –hace justo ahora 70 años– salió de la fábrica con bastante modestia el 356, el primer modelo de una marca que terminó siendo legendaria.

Porsche

Los Porsche 356 y Mission E Concept.

Porsche evoca hoy toda la magia del circuito de Le Mans, del bramido de un motor en el de Nürburgring o el glamour de Steve McQueen o James Dean…

Sin embargo, la marca alemana nació en 1948 en circunstancias difíciles, en una Europa en ruinas todavía convulsa por los horrores de la guerra y con la losa de un apellido vinculado al nacional-socialismo. Pero bastaron unos pocos años para que la industria del automóvil se rindiera ante la obra de uno de los mayores genios visionarios de la ingeniería del siglo XX: Ferdinand Porsche.

Hoy su herencia representa el máximo exponente del automóvil deportivo alemán y el sueño más o menos inalcanzable de cualquier amante de los coches. Pero como toda historia, incluso tan gloriosa como la de Porsche, está cargada de anécdotas que parecen increíbles… aunque no lo son.

1. Porsche, Ferrari… y un logo

La rivalidad comercial y deportiva entre Porsche y Ferrari es histórica y en muchos casos alcanza un apasionamiento enconado pero, más allá de sus cuitas en las pistas, a ambas marcas les une un importante detalle común: ambas tienen el mismo cavallino rampante en su logotipo. A priori podría parecer que la única razón de Porsche para ello es porque figura en el escudo de Stuttgart.

Pero es que la relación va mucho más allá y roza casi el guión de una película; el caballo rampante de Stuttgart era el dibujo que lucía en su aeroplano un piloto alemán –natural de la ciudad– al que el as italiano Francesco Baracca abatió durante la Primera Guerra Mundial. Baracca se quedó el dibujo como trofeo y la madre del aviador italiano –natural de Módena– se lo regaló más tarde a Enzo Ferrari, el cual decidió usarlo también como logotipo de su incipiente marca de coches deportivos.

2. Un huevo de Pascua a 328 km/h

Cuando Honda estaba desarrollando el último modelo del NSX Acura compró un Porsche 911 GT3 para tomarlo como referencia de prestaciones. Es algo habitual entre fabricantes y normalmente no se puede saber quién realiza estas compras espía, pues se hacen a través de terceros.

Sin embargo, una llamada a revisión crítica a todos los GT3 –también al comprado por la marca japonesa– hizo que los ingenieros alemanes cayeran en la cuenta de que aquella unidad había mantenido de un modo muy extraño la sorprendente velocidad de 328 km/h.

Porsche 911 GT3

La versión de 2017 del Porsche 911 GT3.

El Porsche 911 GT3 tenía un límite máximo oficial de sólo 310 km/h y eso quería decir que aquel coche había sido castigado intencionadamente. En Stuttgart ataron cabos y bastaron un par de llamadas para averiguar que aquel vehículo era usado por la competencia.

En Porsche se lo tomaron con humor y decidieron entonces colocar un huevo de Pascua, un mensaje oculto, en el interior del capó. Cuando los ingenieros de Honda examinaron de nuevo su 911 GT3 descubrieron en la tapa del motor un mensaje que decía: “Buena suerte Honda. De parte de Porsche. Nos vemos al otro lado”.

3. Un detalle heredado de las carreras

Uno de los pequeños pero más característicos rasgos de los Porsche es que llevan el contacto a la izquierda del volante. Es un detalle aparentemente trivial que, sin embargo, no lo es en absoluto ya que se trata de una herencia directa de la competición.

Se hizo precisamente así pensando en las carreras de resistencia con salida ‘tipo Le Mans’, con los coches aparcados en un costado de la pista y los pilotos corriendo hacia ellos a una señal. De ese modo los conductores podían accionar el contacto con la mano izquierda y al mismo tiempo, con la mano derecha, poner ya la primera velocidad ganando unas preciosas décimas de segundo.

4. El Cayenne es casi español

Cuando en 1998 Porsche comenzó el proceso de fabricación de su todoterreno Cayenne, uno de los inesperados problemas con los que se encontró fue que ninguno de los escenarios previstos para el desarrollo de las sesiones de pruebas le resultaba satisfactorio.

Porsche Cayenne 2018

El Porsche Cayenne de 2018.

Algunos resultaban demasiado extremos y no permitían sacar conclusiones válidas y otros no aseguraban la imprescindible discreción. Alguien sugirió entonces Bassella, un pueblecito del Alt Urgell a los pies del Pirineo leridano, que aseguraba tanto unas condiciones óptimas para todo tipo de test como la tranquilidad y la lejanía de las miradas de los curiosos.

Los ingenieros de Stuttgart se mostraron encantados y establecieron en la pequeña localidad su cuartel general. El Cayenne, por tanto y en cierto modo, tiene origen español.

5. Los Porsche de la Wermacht

Es sabido que el equipo de Ferdinand Porsche diseñó, por petición expresa de Adolf Hitler, el Volkswagen Tipo 1 “Escarabajo”. Pero no fue éste el único encargo que el ingeniero recibió del Führer. Uno de los más potentes y míticos carros de combate de la Wermacht durante la Segunda Guerra Mundial, el todopoderoso Tiger, es obra también del talento de Porsche.

No fueron sus únicas creaciones militares; el Kubelwagen –el equivalente alemán al Jeep– y el Schwinwagen –la versión anfibia– derivaban directamente del Volkswagen y llevaban también el sello de Porsche. La adaptación fue sencilla; en las primeras especificaciones del Tipo 1 ya estaba prevista la posibilidad de retirar la carrocería para convertirlo en un todoterreno capaz de transportar a tres soldados y una ametralladora con su munición.

6. El Renault 4/4 es un Porsche

Precisamente por su contribución al esfuerzo bélico alemán y por haber aceptado en sus factorías trabajadores provenientes de los campos de concentración, al acabar el conflicto Ferdinand Porsche, su hijo Ferry y su yerno Anton Piech fueron detenidos por los servicios secretos franceses y confinados en una prisión militar.

Renault 4/4.

Ferry Porsche fue liberado a cambio de la patente del Cisitalia –el F1 que Porsche había diseñado para el gran Tazio Nuvolari– y a su padre y a Piech las autoridades galas les ofrecieron la posibilidad de reducir su condena colaborando con la industria francesa mejorando el diseño del Renault 4/4, del que ya se habían construido –con todas las penurias– tres prototipos en una nave de Billancourt.

Tanto Porsche sénior –que ya tenía 70 años– como Piech aceptaron y tras dos años encerrados sin juicio en el castillo de Dijon quedaron en libertad, justo a tiempo para ver cómo el 16 de agosto de 1947 Renault presentaba el modelo. La similitud, por tanto, del 4/4 con el Escarabajo no es casual.

7. 917, el coche de las secretarias

Se trata, sin duda, de uno de las bestias de competición más icónicas de la historia. Protagonista de películas y todavía uno de los bólidos más bellos y potentes vistos jamás en un circuito. Sin embargo al 917 se le llama cariñosamente en Porsche ‘el coche de las secretarias’.

El origen del apodo es curioso y demuestra que los alemanes también saben ser pícaros. Para poder homologar el coche para competición los inspectores de la Federación exigían que se hubieran fabricado, como mínimo, 25 unidades. Y para evitar engaños –que eran muy frecuentes– exigieron a los responsables de Stuttgart verlos todos juntos y a la vez.

Pero Porsche solamente tenía seis coches completos, así que puso a todo el personal capaz de apretar un tornillo –desde los administrativos a las secretarias–a montar falsos 917 de atrezzo a base de carrocerías sobrantes y recambios de otros modelos hasta completar la cifra requerida. Fue entonces cuando las animosas secretarias de Porsche unieron para siempre su leyenda al 917.

8. El Panamera no es el primer Porsche de 4 puertas

En 1951 el importador norteamericano de Porsche, Max Hoffman, pensó que un modelo familiar podía ser una buena manera de ampliar el mercado de la marca alemana en los Estados Unidos. En aquel momento Studebaker representaba el paradigma del automóvil familiar americano y Porsche firmó un acuerdo con la fábrica de Indiana para el desarrollo del Proyecto 542, una berlina de 4 puertas que debía venderse como coche para las clases medias.

Studebaker aportó su parte de inversión, con la cual Porsche pudo financiar el inicio de las obras de su nueva planta de Zuffenhausen y se construyeron cuatro prototipos completos con motor V6 que demostraron total viabilidad. Cuando todo estaba dispuesto para empezar la producción en serie, la casa americana fue adquirida por Packard y los nuevos propietarios desestimaron el proyecto del “Porsche-Studebaker” entre rumores de coacciones por parte de los tres grandes de Detroit (Ford, GM y Chrysler).

9. Marty McFly viajó en el tiempo en un 924

El futurista De Lorean con el que el protagonista de la trilogía de Regreso al Futuro viaja por el tiempo es indudablemente uno de los coches más famosos de toda la historia del cine. Sin embargo también Porsche aportó algo a esas divertidas películas.

Resulta que cuando los creadores del film vieron las primeras proyecciones privadas consideraron que el sonido del propulsor original del De Lorean y los efectos de conducción no resultaban lo suficientemente impactantes, así que fueron sustituidos en posproducción por los provenientes del motor de un Porsche 928 que, a modo de doble, reprodujo en el set de rodaje las evoluciones del vehículo de Marty McFly y Doc.

10. Porsche también diseñó el “tractor del pueblo”

Además del Volkswagen, otro de los encargos civiles que Porsche recibió del gobierno del Reich fue el diseño de un tractor económico que ayudara a los campesinos a aumentar la productividad. La guerra dejó a medias un proyecto que estaba ya muy avanzado y cuando a principios de los cincuenta el industrial quiso retomarlo se encontró con una dificultad añadida: las autoridades de ocupación sólo permitían la fabricación  de camiones, tractores y maquinaria pesada a aquellas empresas que ya los fabricaran antes de la contienda.

Como no era el caso de Porsche, este tuvo que vender licencias a empresas tractoristas que sí podían fabricarlos y que llamaron a sus tractores Allgaier-System Porsche y Hofherr Schrantz-System Porsche. Porsche tuvo presencia en el sector hasta 1963… aunque sigue vendiendo recambio para sus tractores.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no