Actualidad

Ocho claves para alquilar un coche sin llevarse sorpresas

Resulta fundamental reservar con tiempo, enterarse bien de qué cubre el seguro y revisar con calma el vehículo, pero hay también otros detalles importantes.

alquilar coches

Kilometraje, combustible, seguro... El contrato puede esconder mucha letra pequeña.

La Dirección General de Tráfico (DGT) preveía para este verano más de 86 millones de desplazamientos y miles de ellos se realizarán en coches de alquiler, una solución perfecta para conductores ocasionales que no tienen vehículo o que este no responde a las necesidades de un viaje largo por carretera. Pero llegado el momento de alquilar un turismo surgen muchas dudas: ¿qué cubre el seguro?, ¿cómo hay que devolver el depósito?, ¿quién puede conducirlo?… Estas y otras preguntas tienen respuesta: ocho claves para que el alquiler de un coche salga bien desde el principio.

1. Reserva con antelación

Durante los meses de verano conviene no despistarse y reservar el coche con suficiente tiempo de antelación. De este modo habrá muchas más posibilidades de encontrar el vehículo que se necesita. Para encontrar las mejores ofertas puedes recurrir a comparadores, pero también debes visitar la web de la compañía en particular para consultar todos los detalles del alquiler.

Normalmente, las webs oficiales permiten hacer todos los trámites, así que, si quieres, solo necesitarás recoger el coche en la oficina.

2. Revisa la cobertura del seguro

Este es uno de los puntos fundamentales: debe quedar muy clara la cobertura incluida en el contrato de alquiler, tal y como recuerdan en la compañía Hertz. Además del seguro a terceros obligatorio, lo más habitual es que las compañías de alquiler de coches incluyen una cobertura parcial por robos y daños por colisión.

Sin embargo, las franquicias suelen ser muy elevadas (un mínimo de 600 o 700 euros) y además hay muchos casos en los que la cobertura pierde validez. Debes informarte de todos los detalles o, mejor aún, contratar una protección adicional que incluya todos los daños (y sin franquicia).

3. Comprueba bien el estado del vehículo

Al recoger el coche es fundamental comprobar que el coche no cuenta con ningún desperfecto en su carrocería o en su interior. Si se detecta alguna anomalía, se debe informar a la empresa de alquiler para que conste en la hoja de inspección y así evitar malentendidos al devolverlo. En su entrega también es conveniente comprobar que no tiene ningún daño para evitar cargos de la empresa de alquiler a posteriori.

4. Conservar la documentación firmada

Durante el tiempo que dure el alquiler resulta imprescindible guardar una copia de toda la documentación firmada con la empresa, es decir, el contrato y la hoja inspección que se realiza al coche antes de recogerlo y al devolverlo.

5. ¿Un segundo conductor? Valóralo bien

No es raro que los conductores se turnen en los viajes largos, y esto puede convertirse en un inconveniente en un coche de alquiler. Para evitar problemas en caso de multa o accidente, no olvides avisar a la compañía de alquiler de que va a haber un conductor adicional. En ese caso, se añade al contrato y todo el mundo queda cubierto.

6. Kilometraje y combustible: vigila los detalles

Un viaje puede estar lleno de imprevistos, así que lo mejor es asegurarse de que el kilometraje sea ilimitado. Si no es así por defecto, será mejor añadir la cláusula antes del viaje, porque el coste por kilómetro (cuando se excede lo pactado) suele ser muy elevado. En cuanto al combustible, cada compañía puede establecer sus condiciones particulares, pero lo más habitual es que el coche se reciba con el depósito lleno y que deba entregarse de la misma manera. De lo contrario, habrá que pagar el combustible que falte.

7. Si vas a salir del país, avisa antes

Si se piensa sacar el coche del país donde se alquila, se debe concretar a la hora de firmar el contrato, ya que no todas las compañías permiten sacar el vehículo del país ni ofrecen asistencia en carretera en el extranjero.

8. Indica dónde devolverás el coche

No estás obligado a devolver el coche en la misma oficina donde lo recogiste, ni siquiera en la misma ciudad. Eso sí, no olvides avisar a la compañía porque la devolución en una ciudad distinta suele conllevar un coste extra (debido a la logística que implica para la empresa devolver el vehículo a la oficina a la que pertenece). Además, es importante tener en cuenta el horario de la oficina donde se va a entregar el vehículo, ya que puede ser distinto al de la de recogida.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no