Actualidad

Así se ha convertido Cupra en una nueva marca independiente

Seat presenta mañana oficialmente un sello cuyo origen se remonta a mediados de los años noventa.

Cupra

Tres versiones del Seat León Cupra y una del Seat Córdoba Cupra (derecha).

Los coches Cupra empiezan su carrera en solitario: Seat presentar mañana oficialmente la nueva marca, que toma entidad propia después de haber crecido como sello distintivo de los modelos más deportivos de la casa. Exactamente lo mismo que ocurrió en su día con Abarth en Fiat, Alpine en Renault, AMG en Mercedes o M en BMW. Reservada a los modelos deportivos más radicales, la división Cupra iniciará su andadura en solitario en las próximas semanas.

Seat presentó el año pasado el Léon Cupra R de 310 CV, pero el primer Seat Cupra apareció hace ya 17 años. Se trataba también de un León, con motor V6, y fue, en el año 2000, el primer Seat de producción que superó los 200 CV de potencia.

Desde entonces los Cupra han representado durante este tiempo la esencia deportiva de la marca. Seat ha estado presente desde sus orígenes en diversas especialidades de competición, desde los rallies hasta el circuito pasando por los raids de todo terreno.

El más rápido sobre Nürburgring

A lo largo de este tiempo, las versiones Cupra han cosechado numerosos hitos para la gloria deportiva de Seat. Baste recordar por ejemplo la gesta del piloto Jordi Gené en 2014, cuando registró un crono de 7:58:12 en el Infierno Verde de Nordschleife, el trazado largo del circuito de Nürburgring. Este registro convirtió al León Cupra en el coche de serie de tracción delantera más rápido sobre la exigente pista alemana.

Cupra

Pero la historia de la futura marca Cupra hay que buscarla más atrás en el tiempo: en 1996, cuando el Seat Ibiza Kit Car preparado por la división deportiva Seat Sport ganó el Campeonato del Mundo de Rallies en la categoría “2 litros”. La gesta dio pie a poder nombrar como Cupra a los modelos de serie beneficiados por la experiencia recogida en la competición. El nombre se creó al contraer las palabras Cup y Racing, y desde entonces ya ha acompañado a todas las versiones deportivas desarrolladas en el prestigioso Centro Técnico de Seat en Martorell.

En total han sido 15 versiones las merecedoras del tratamiento Cupra, basadas en diferentes generaciones de los modelos Ibiza, Córdoba y León. En conjunto conforman la saga Cupra que ha labrado a lo largo de dos décadas el camino para convertir el sello deportivo de Seat en una marca diferente.

Seat Cupra

El logotipo para la nueva marca de Seat. / Seat


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no