Actualidad

El coche de calle de Fernando Alonso

El Alpine A110 S es un cupé biplaza de motor central que destaca por ligereza, prestaciones y dinamismo: roza los 300 CV y pesa solo 1.100 kilos.

El coche de calle de Fernando Alonso

El Alpine de Alonso es una versión especial decorada con los colores que la marca utiliza en competición.

Este fin de semana la Fórmula 1 corre en Mónaco, el mítico circuito urbano, que es el más lento de todo el campeonato. Y Fernando Alonso no tiene muchas opciones de ganar. Sin embargo, si los pilotos compitieran con los coches de calle que les ceden sus marcas, el resultado podría ser bien diferente.

Desde su regreso a la F1, al equipo Alpine (antes Renault), Alonso utiliza en sus desplazamientos diarios un modelo de calle de Alpine. Se trata de un cupé deportivo biplaza de motor central que sobresale por su ligereza, sus prestaciones y su eficacia dinámica en circuito.

Con él, sí podría disputar las primeras posiciones al Ferrari de calle que llevase Carlos Sainz, al Mercedes de Lewis Hamilton y al Aston Martin de Sebastian Vettel. Y es que aunque su modelo rinde 292 CV, mucho menos que las monturas que podrían llevar sus rivales, recupera gran terreno con un peso de solo 1.114 kilos, entre 300 y 500 menos, que sería determinante en las estrechas y reviradas calles de Mónaco.

Así, el A110 S tiene una relación entre peso y potencia excelente, porque cada caballo solo tiene que mover 3,8 kilos, y tanto las prestaciones como la manejabilidad resultan brillantes. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, y cubre el primer kilómetro saliendo desde parado en apenas 22,8 segundos, un registro solo superado por supercoches que doblan en potencia a este pequeño carácter francés. Y su capacidad de frenada y velocidad de paso por curva son más propias de un kart que de un automóvil.

El A110 es la reinterpretación moderna del Alpine A110 (1961 a 1978), un modelo que triunfó en competición (en rallies y pruebas de carretera) durante los años sesenta y setenta del siglo pasado. Y se ofrece en tres versiones, A110 Pure, A110 Légende (las dos con 252 CV) y A110 S, esta última, la de Alonso, que es más potente y tiene componentes más deportivos.

Pero el piloto asturiano podrá elegir a partir de ahora una nueva variante, el Légende GT, que fusiona la mecánica del S con una apariencia exterior e interior específica y más elegante. Reúne colores propios para la carrocería (un azul y un gris diferentes), nuevas llantas de aleación y una cabina revestida con cuero de alta calidad, entre otros detalles. Y solo se van a fabricar 300 unidades, que se venderán exclusivamente en Europa.

Los nuevos Alpine Légende GT.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no