Actualidad

El KIA Telluride cura el jetlag

Todo lo que esperas ver en un prototipo: una imagen imponente, puertas suicidas y un interior premium con tecnología hasta ahora inédita.

El KIA Telluride cura el jetlag

Suena raro, pero así es: el último prototipo de KIA, denominado Telluride, cuenta con luces terapéuticas que sirven para curar, entre otras cosas, el jetlag. Te contamos como lo hace. Cada uno de los asientos de los pasajeros del SUV, que parecen sillones de masaje, cuenta con sensores que monitorizan las constantes vitales del usuario y, en función de los datos recogidos, mandan información a los LED del techo (Light Emitted Rejuvenation system) para formar distintos patrones que mejoren su estado.

Es prácticamente imposible que veamos dicha tecnología en un coche de calle y tiene que ser cara de verdad, pero cumple su cometido para que nos fijemos en un prototipo que, por otra parte, tiene visos de llegar a producción.

El Telluride es un “estudio de diseño”, pero también un banco de pruebas para que KIA compruebe si hay interés en un posible todocamino premium de siete plazas. Aunque éste tenga cuatro solo, por dimensiones (cinco metros de largo) y espacio interior (se ha creado sobre la base modificada de un Sorento), en la versión de serie cabrían de sobra las siete.

De la misma manera, otro detalle que nos gusta, como las puertas de apertura suicida, se perderían por el camino. Y es una pena, porque en el prototipo tanto las delanteras como las traseras se abren 90º, permitiendo acceder de manera cómoda al habitáculo, algo que nos decepcionó un poco en la tercera fila de asientos del Sorento.

En cuanto a motor, emplea un sistema híbrido con un V6 de 270 CV ayudado por un motor eléctrico de 130 para entregar 400 CV finales.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no