El kit de espía que llevaban varias personas en el examen de conducir

La Guardia Civil ha denunciado en Ciudad Real a los aspirantes que llevaban un intercomunicador durante la prueba teórica del permiso B.

Multa examen conducir
Esta es la sudadera tras la que un aspirante escondía el móvil en el examen de conducir en Pontevedra.

La Guardia Civil de Ciudad Real ha detectado a varios aspirantes utilizando un kit de espía en las pruebas de control de conocimientos teóricos para la obtención del permiso de conducción.

Los hechos se produjeron durante el examen teórico para la obtención del carnet de conducir B en la Jefatura Provincial de Tráfico de Ciudad Real, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Como consecuencia de la investigación del instituto armado, agentes pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del subsector de Ciudad Real establecieron un operativo policial de vigilancia en las instalaciones.

Durante el desarrollo del examen, según informa Europa Press, detectaron la utilización por varias personas de un dispositivo de intercomunicación no autorizado conectado con el exterior del aula de exámenes.

Multa de 500 euros por hacer trampas en el examen

Por tales hechos, se confeccionaron las correspondientes actas-denuncia por infracción muy grave de la ley de tráfico, por utilizar dispositivos de intercomunicación no autorizados reglamentariamente en las pruebas para la obtención y recuperación del permiso de conducción. Esa infracción acarrea una multa de 500 euros.

Además, las personas descubiertas por la Guardia Civil no podrán presentarse a las citadas pruebas en el plazo de seis meses. Así consta ya en la Jefatura Provincial de Tráfico de Ciudad Real.

El caso de la sudadera espía

Esta infracción es muy similar a la descubierta semanas atrás en Pontevedra, donde un aspirante fue detectado con una sudadera preparada para recibir instrucciones desde el exterior durante la prueba teórica.

En ese caso, un hombre de 43 años y procedente de Pakistán, fue identificado tras serle detectado un teléfono móvil escondido en su ropa.

Se presentaba a las pruebas teóricas para obtener el permiso de conducción de la clase B. En la sudadera, llevaba un smartphone y en su oído, un auricular. Fuera había otras dos personas, que estaban conectadas con él por bluetooth.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Más Información

problema coches SUV
radares pedagógicos

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no