Cuando alguien piensa en el Skoda Kodiaq, como todocamino grande que es, la deportividad no aparece como principal argumento, pero la marca checa cree que el modelo puede dar mucho de sí en este aspecto. Por ese motivo está a punto de desvelar el Skoda Kodiaq RS, que, además, tiene como objetivo conseguir el récord de su categoría en Nürburgring.

En el vídeo que ha mostrado el fabricante se pueden ver los preparativos del intento, con la piloto Sabine Schmitz al volante, la única mujer que ha conseguido ganar en las 24 Horas que allí se celebran, en un trazado de 20,832 kilómetros con 73 curvas y 300 metros de desnivel que pone a pruebas las capacidades del SUV.

La presentación oficial del Skoda Kodiaq RS tendrá lugar en octubre, en el Salón del Automóvil de París, pero ya hay rumores que apuntan cuál será su mecánica. Al parecer empleará un motor diésel 2.0 BiTDI que entrega una potencia de 240 CV y un par máximo de 500 Nm, que se asocia a una caja de cambios automática DSG de doble embrague y siete marchas, así como a un sistema de tracción integral.

También se espera que mejore otros componentes tales como la suspensión, que será algo más baja y tendrá un tarado más firme; la dirección, que será más precisa; y los frenos, más potentes. En el plano estético lo normal es que luzca un kit aerodinámico específico, así como detalles exclusivos como las llantas.