Actualidad

El VW Passat se actualiza con retoques estéticos y mejoras tecnológicas

El modelo se renueva, destacando la mayor autonomía del eléctrico, una versión de altas prestaciones y un paso más hacia la conducción autónoma.

Passat

La actualización del Passat es más evidente por dentro que por fuera. / Enrique Brooking

La carrocería del Volkswagen Passat, ya sea la de tres cuerpos o la familiar Variant, ha experimentado algunos retoques que, sin ser importantes, actualizan su imagen. Faros más estilizados con tecnología LED, paragolpes rediseñados, pilotos traseros distintos, nueva oferta de llantas y el nombre en el maletero son las sutiles diferencias que permiten identificar esta nueva entrega del modelo.

En el interior cambian los relojes de la consola de instrumentos e incorpora la tercera generación del sistema multimedia MIB3 con una tarjeta SIM integrada que incluye nuevas funciones, como el acceso directo a aplicaciones de los smartphones, la integración sin cable de Apple CarPlay y la conexión permanente a Internet. Y también posibilita que se pueda disponer de música en streaming, personalizar la configuración del vehículo o utilizar el móvil como llave de apertura y arranque.

Por otro lado, el Passat utiliza la tecnología IQ.Drive, un conjunto de sistemas de asistencia que permite al vehículo desplazarse de forma semiautónoma. Y también estrena el volante capacitivo, que registra los movimientos de las manos del conductor y los tiene en cuenta para el funcionamiento de los asistentes de conducción.

En cuanto a la mecánica, el cambio más importante lo recibe la versión híbrida enchufable GTE. Su batería de 13 kWh aumenta su capacidad un 31% respecto al primer Passat GTE de 2015, alargando la autonomía en modo eléctrico sin emisiones hasta los 57 kilómetros (55 en la versión Variant familiar).

Son cifras unos 20 kilómetros superiores a los de su antecesor y que cubren la mayoría de las necesidades de los desplazamientos por ciudad, además de beneficiarse de las ventajas de la etiqueta 0. El nuevo sistema híbrido mejora la carga de la batería durante los trayectos por carretera, pudiendo completar de este modo hasta el 100% de su capacidad.

Entre los motores térmicos, la gran aportación es un cuatro cilindros diésel 2.0 TDI Evo de 150 CV de nuevo desarrollo que reduce considerablemente las emisiones de CO2, manteniéndose igual el resto de la oferta, incluida la transmisión 4×4 y la versión todocamino Alltrack.

Passat

Panel de control de la versión híbrida enchufable.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no