El Fiat 500 es un modelo icónico con tantos años a sus espaldas que en cualquier momento puede celebrar el aniversario más inesperado. De hecho, en 2018 se cumplen 60 años de la primera edición limitada del vehículo, que vio la luz en 1958 con el nombre 500 Jolly Spiaggina. Y ahora, a modo de homenaje, la marca italiana ha creado el Fiat 500 Spiaggina ’58.

El fabricante ha buscado respetar al máximo todos los detalles del original (lógicamente modernizados) y esto se ha plasmado directamente en el formato, por lo que únicamente está disponible la carrocería descapotable del modelo (la del 500C).

También hay un tributo en los colores utilizados, luciendo la carrocería un tono azul ‘Volare Blue’ que se combina con una capota de lona en beis y con distintos detalles blancos. No queda ahí la cosa, puesto que también se han añadido elementos cromados como los retrovisores y los tiradores de las puertas, mientras que las llantas bitono de 16 pulgadas son específicas.

Fiat 500 Spiaggina

El leitmotiv continúa en el habitáculo, con los mismos colores sobre un fondo oscuro. El salpicadero combina azul y beis, color que también está presente en las puertas, mientras que en los asientos se ha optado por el blanco.

Destaca el cuadro de mandos 100% digital con forma circular y también la pantalla de 7 pulgadas de la consola central, que sirve de soporte para el sistema de infoentretenimiento UConnect. La dotación se complementa con los asientos regulables en altura, el climatizador automático y los sensores de aparcamiento traseros.

A nivel mecánico, Fiat solo comercializará esta edición con el motor gasolina 1.2 de 69 CV de potencia.