Hyundai Santa Cruz, el pick-up que seguro te comprarías

La marcha coreana apela a la versatilidad con este prototipo que está pensado para un comprador joven, activo y urbanita.

En Europa no se estilan mucho los pick-up, son un segmento del mercado que no disfruta del favor del público del viejo continente y del que apenas hay representantes en el mercado. Sin embargo, al otro lado del charco la cosa es bastante diferente. En América es bastante habitual ver este tipo de vehículos, prácticamente cada fabricante tiene uno en su gama y además gozan de buenas ventas.

Por eso Hyundai ha tenido muy claro el objetivo al que apuntar para encandilar al público del Salón de Detroit, y el Santa Cruz Crossover Truck Concept es el resultado. Aun siendo un pick-up, no es uno al uso, y es que desde la marca se ha apuntado que su potencial público sería el de los jóvenes “aventureros urbanos”, por lo que busca ofrecer una mayor versatilidad que la de los mastodontes que mandan en el segmento.

Muestra de ello es su tamaño, que sin ser pequeño, no es excesivamente grande pero, para cuando la ocasión lo requiera, cuenta con una caja de carga extensible, que puede aumentar su longitud para transportar objetos de mayores dimensiones. A pesar de lo que parece desde fuera, ofrece espacio interior para cinco plazas, con el detalle de unas pequeñas puertas traseras integradas en las delanteras, que se abren de forma opuesta para facilitar el acceso.

Una vez tratada la versatilidad que tanto recalca el fabricante, no podemos negar que uno de los puntos fuertes del Santa Cruz es su estética. Cierto es que es un prototipo, lo cual siempre deja espacio a que los diseñadores se tomen licencias que no veríamos en modelos de producción, pero aun así ofrece un conjunto realmente acertado.

La ya habitual parrilla hexagonal de Hyundai está flanqueada por unos afilados grupos ópticos, de la parte superior parten dos nervios que remarcan el capó y por debajo se encuentra la protección inferior de aluminio. El músculo del pick-up sigue presente en la vista lateral gracias a los contundentes pasos de rueda, que albergan unas llamativas llantas de 22 pulgadas entre cuyos radios se aprecian unas pinzas de freno Brembo de color amarillo, tono que pone el acento también en los retrovisores, las salidas de aire y la caja trasera.

Para darle vida, la marca ha optado por un motor turbodiésel 2.0 de 190 CV de potencia y 406 Nm de par máximo, se desconoce a qué caja de cambios asociado, y a la tracción integral HTRAC.

Hyundai no se ha pronunciado respecto a si veremos un modelo de producción derivado de este prototipo.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Mario Herráez

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.

Más Información

Autopía: historia de la automoción en un entorno idílico
vender coche

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no