Actualidad

La DGT advierte: si conduces un coche viejo, tienes un problema

La gravedad en caso de accidente se duplica en los vehículos entre 10 y 15 años en relación a los de menos de un lustro.

seguridad coches viejos

En caso de accidente, los vehículos más antiguos son también más vulnerables.

La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará durante esta semana, hasta el próximo domingo, una campaña especial de vigilancia sobre el estado de los vehículos que circulan por las carreteras españolas. La antigüedad del parque automovilístico es una preocupación para este organismo, habida cuenta de la influencia que sus condiciones tiene en la gravedad en caso de accidente.

Según la DGT, el riesgo de fallecer o resultar herido grave se duplica en los accidentes ocurridos con vehículos entre 10 y 15 años en comparación a los de menos de cinco años de antigüedad. Asumiendo que la renovación del parque requiere medidas estructurales que superan las competencias de esa dirección general, su propuesta pasa porque al menos los vehículos se encuentren siempre en las mejores condiciones posibles en un intento de combatir la siniestralidad.

En este contexto, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en colaboración con policías locales y autonómicas de todo el país, realizarán una vigilancia especial al mantenimiento y puesta a punto de los principales elementos de seguridad, aquéllos que tienen una influencia determinante en los accidentes.

Otro aspecto esencial en este sentido es la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), que se encarga de controlar de forma periódica el buen estado de los mismos. Por tal motivo, la campaña de la DGT incluye también la utilización de una treintena de lectores de matrículas para comprobar que el trámite se ha realizado. En caso contrario, se procederá a la correspondiente denuncia.

Los agentes encargados de la campaña se centrarán en detalles como el estado de los neumáticos y la profundidad de su dibujo; el correcto funcionamiento del equipo de alumbrado (capacidad lumínica y regulación de los faros); el deterioro de las placas de matrícula que dificulte la identificación del vehículo; las condiciones del parabrisas y la disponibilidad de la documentación obligatoria correspondiente: permiso de circulación y tarjeta de ITV con la pegatina visible en la luna delantera.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no