La primera carretera del mundo construida sobre lava caliente

Una nuevo tramo de casi cuatro kilómetros sobre un terreno con elevadas temperaturas supone un hito en el asfaltado viario.

carretera lava
Vista aérea del nuevo tramo de carretera en La Palma en el valle de Aridane sobre la colada de lava.

Un año y medio después de la erupción del volcán de Cumbre Vieja en La Palma, los vecinos del valle de Aridane ya no deben circunvalar la isla hacia el sur para acceder a la capital, Santa Cruz de La Palma. Un nuevo recorrido de algo menos de cuatro kilómetros acorta el viaje y supone además un hito en la construcción de infraestructuras viarias.

En alguna medida, la ingeniería cubre el drama. La colada de lava formada entre el 19 de septiembre y el 13 de diciembre de 2021 sepultó tramos de carreteras de valle y dejó incomunicados algunos núcleos de población y explotaciones agrícolas de los municipios de Los Llanos de Aridane, Tazacorte y El Paso.

Tras la construcción de pistas provisionales, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha puesto ahora en servicio un tramo de 3,9 kilómetros que conecta las carreteras LP-215 y LP-213, y restablece la comunicación norte-sur en la zona occidental de la isla.

Asfalto sobre lava caliente

Se trata de “una obra sin precedentes en la construcción de carreteras”, sostiene el ministerio: asfalto sobre lava. La obra exigió una inversión de 38 millones de euros y se ejecutó en menos de cinco meses. Y obligó, en primer lugar, a la excavación de los desmontes en la colada todavía con elevadas temperaturas, apenas unos meses después de la erupción.

Pero en lo que hace hincapié el ministerio es en el propio asfaltado en una zona de colada aún caliente. Esta es “la primera vez que se realiza a nivel mundial”, abunda el ministerio. La dificultad residía en que el firme de la carretera debía soportar “unas condiciones de temperatura en su base alejadas de cualquier estándar”.

Velocidad máxima, 70 km/h

Tras inspeccionar la posible existencia de cavidades o tubos de lava, los responsables de la obra ensayaron sobre el terreno y en el laboratorio para elegir los ingredientes y el diseño del firme.

Como último paso, se acondicionó un tramo a escala real en una de las zonas de temperatura superficial más elevada. Allí se probaron diferentes estructuras y composiciones para el firme, hasta que se encontró la que ofrecía mejores condiciones de resistencia y mayor facilidad en la construcción.

La carretera, de doble sentido y limitada a 70 km/h, tiene carriles de 3,50 metros y arcenes de 1,50 metros. La mayor parte (2.460 metros) discurre sobre las coladas de lava más recientes, y el resto del trazado atraviesa terreno agrícola (600 metros). En su parte final, se apoya sobre terrenos sin cultivar procedentes de una antigua erupción (502 metros).

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Sergio Amadoz

Periodista especializado en seguridad vial. Editor y redactor de El Motor desde 2016. Empezó a escribir de fútbol en 1998 en Diario 16 y ha trabajado en varios proyectos de Prisa Media desde 2000. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, es autor de ‘Aquí no se rinde ni Dios’ (2020).

Más Información

carretera panamericana
andalucia

Archivado en

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no