Actualidad

Lamborghini Performante, un Huracán de categoría 10

Más potencia y aerodinámica de competición para el último 'toro' de la marca, que ha batido el récord en Nürburgring.

AlphaSniper97

Lamborghini Huracan Performante, con 640 CV y sistema aerodinámico activo.

Con un tiempo de 6 minutos y 52 segundos, el nuevo Lamborghini Huracán Performante ha establecido un nuevo récord en Nürburgring, quitándole nada menos que cinco segundos a la marca lograda por el Porsche 918 Spyder.

Para establecer el registro, Lamborghini ha cogido un Huracán y lo ha transformado en un coche de carreras. Llama la atención, de entrada, su nuevo y visible  equipo aerodinámico, con faldones y alerones realizados en fibra de carbono que, además, son activos, es decir, pueden cambiar de posición para aumentar el agarre. Lo hacen los elementos del frontal y de la cubierta del motor (el trasero es fijo), al tiempo que el difusor posterior es casi igual que el de los Lamborghini de competición.

El motor gana 30 CV y los entrega antes, porque pasa de 610 CV a 8.250 revoluciones a 640 a 8.000, al tiempo que el par crece de 560 a 600 Nm (a las mismas 6.500 vueltas).  Cada caballo solo tiene que mover 2,16 kilos y el conjunto ofrece prestaciones más propias de los videojuegos: baja de los tres segundos en el 0 a 100 km/h (2,9 segundos; 3,2 el Huracán), de los nueve en el 0 a 200 (8,9 en concreto), y sigue empujando hasta alcanzar los 325 km/h. Es la misma punta de la versión civilizada, lo que denota que su mayor drag incrementa la adherencia pero reduce la velocidad máxima. En cambio, este factor refuerza la frenada: de 100 km/h a parado en solo 31 metros.

Huracan

El interior del nuevo Performante.

Del peso se esperaba una reducción reseñable, pero, al menos en principio, parece que no es así. La marca anuncia una tara en vacío de 1.382 kilos, sin líquidos, que subirán a unos 1.470 al llenar el depósito de carburante y el motor con sus fluidos (aceite, refrigerante…). Y es así la misma cifra, porque el Huracán detiene la báscula en 1.476 kilos.

La tracción 4×4 y el cambio secuencial de 7 velocidades siguen ahí, aunque también se afinan para ayudar al coche a ser más veloz. Pero todavía hay más, porque el chasis recibe muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras con una configuración más rígida que potencian la eficacia dinámica. Y como colofón, una dirección más rápida y unos neumáticos Pirelli muy pegajosos y con dibujo mínimo, como si fueran slicks rayados. Para los que quieran ir aún más allá, suspensión electrónica y llantas de 20 pulgadas ultraligeras con diseño específico y una sola tuerca central. De nuevo, como los coches de carreras.

El precio: unos 265.000 euros, 34.000 más, aproximadamente, que el Huracán de 610 CV. Las primeras unidades estarán disponibles para su entrega en verano.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no