Actualidad

Más leña al horno del Hennessey Charger Hellcat

El preparador americano aumenta todavía más la potencia de su muscle car: de los 707 CV originales a 800 y, como opción, hasta 852.

Más leña al horno del Hennessey Charger Hellcat

Nunca es suficiente. No sabemos cuál será el lema de Hennessey, pero estamos seguros de que este representa totalmente su idiosincrasia. No contentos con crear el coche más rápido del mundo en el 0-300 o con embrutecer modelos emblemáticos como el Mustang, el preparador americano vuelve a la carga sobre el Dodge Charger Hellcat.

El muscle car viene bien cargado de serie: su bloque V8 HEMI 6.2 que desarrolla 707 CV y 880 Nm de par, suficiente para marca un 0-100 en 3,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 328 km/h. Not enough.

En Hennessey han decidido instalar una nueva centralita, un nuevo software y un filtro de aire con mayor flujo, todo ello resultando en un aumento de casi 100 CV para situarse en los 800 finales. Pero eso no es todo, y es que el preparador ofrece un añadido opcional para tener 852 CV totales.

Estéticamente no hay mucha variación, respetando la estética original del modelo, luciendo el característico negro de todas las obras de Hennessey y con las placas identificativas en la zaga y los faldones laterales.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no