Actualidad

El nuevo Mercedes GLC Coupé es un SUV con mentalidad deportiva

Arquitectura cupé, dirección más rápida y suspensión rebajada para el todocamino de corte dinámico de Mercedes.

Mercedes GLC Coupé

Pierde parte de la habitabilidad del familiar, pero mejora su aerodinámica y tiene un comportamiento dinámico mucho mejor.

No es solo fachada. El nuevo Mercedes GLC Coupé se viste con un traje cupé y confirma su planteamiento deportivo con una conducción más ágil y divertida que el GLC, su hermano familiar. Si necesita espacio pero está cansado de los todocaminos convencionales, este SUV con alma de GTi puede colmar sus expectativas. La mala noticia es que se necesita un bolsillo desahogado: las primeras unidades llegarán en septiembre con precios desde 52.000 euros en gasolina (211 CV) y 52.500 en diésel (170 CV).

El GLC Coupé es la réplica de Mercedes al BMW X4 y a otros modelos camperos de fisonomía afilada como el Jaguar F-Pace. Con el motor de gasóleo mencionado (versión 220d) cuesta casi igual que el BMW y el Jaguar, aunque es el menos potente, porque pierde 20 CV frente a su rival alemán y 10 respecto al británico, en sus variantes equivalentes. Sin embargo, y gracias a una aerodinámica muy afinada que es uno de los valores técnicos diferenciadores de Mercedes (Cx: 0,31), alcanza una velocidad punta superior a la del F-Pace y casi igual a la del X4 (210 km/h del Mercedes por 208 del Jaguar y 212 del BMW).

Mercedes GLC Coupé

El nuevo Mercedes GLC Coupé

Para que su conducción ofrezca una chispa especial, viene de serie con una dirección más rápida que el GLC y suspensión rebajada. Así, entra mejor en las curvas, balancea menos y hace que el conductor sienta que no maneja un SUV típico, sino más bien una berlina de buen dinamismo. Para afinar un poco más el conjunto y extraer todo su potencial, Mercedes ofrece dos suspensiones opcionales que reflejan otro de los valores de ingeniería destacables de la marca alemana: la calidad de rodadura y la eficacia de pisada. Hay una electrónica, denominada Dynamic Body Control (desde 1.300 euros), y otra neumática o Air Body Control (desde 2.600). Las dos permiten variar la dureza de amortiguación y resultan muy efectivas, pero la última es una delicia porque es capaz de aportar mayor suavidad de filtrado y también mayor firmeza, aunque al mismo tiempo sin movimientos bruscos que sacudan a los ocupantes.

Mercedes GLC Coupé

El interior del nuevo Mercedes GLC Coupé

El diseño es otro de los puntos fuertes del GLC Coupe, porque es uno de los modelos de este tipo que ofrece la estampa más proporcionada y sugerente. Mide 4,73 metros de largo, casi 8 centímetros más que el GLC, lo que estiliza su figura, casi 4 más bajo y otros 4 más ancho, lo que refuerza su poderío estético.

La presentación interior destaca también frente a la de sus rivales, aunque la habitabilidad, por su parte, cumple sin más. Tiene cinco plazas y en la cabina no es que falte espacio, pero los adultos que vayan detrás pueden sentirse algo encajonados. Y el maletero anuncia 491 litros, pero contando con el doble fondo porque, aunque es profundo, muestra una altura reducida del piso a la bandeja que no concuerda con la capacidad oficial.

Mercedes GLC Coupé

Maletero del nuevo Mercedes GLC Coupé

Todos los motores vienen de fábrica con cambio automático de nueve marchas y tracción 4×4. Los diésel de cuatro cilindros (220d y 250d, con 170 y 204 CV) ofrecen un buen rendimiento (relación entre prestaciones y consumos), aunque se escuchan de más y tampoco tienen una melodía fina. Es de esperar que en la primera puesta al día del modelo se introduzca ya el nuevo 220d de 194 CV que ha estrenado el Clase E, el primero de la nueva generación de propulsores de gasóleo, que funciona con mayor silencio y suavidad.

La variante diésel de seis cilindros (350d de 258 CV) no presenta estos inconvenientes y permite además al GLC Coupé rivalizar con otros SUV de gasóleo y silueta deportiva como el Porsche Macan. La oferta se completa con la variante de gasolina 250 (211 CV), de sonido deportivo; la diésel básica 200d (136 CV), que bajará hasta unos 49.000 euros; la híbrida enchufable 350e (320 CV), que permite recorrer hasta 34 kilómetros con las baterías, y con las AMG o de altas prestaciones, que tendrán como representantes a las versiones 43 AMG (V6 biturbo de 367 CV) y 63 AMG (dos versiones V8 biturbo, de 460 y 510 CV).

Todas están ya a la venta, pero mientras las 220d, 250d y 250 se entregarán en septiembre, las demás se retrasarán hasta fin de año. Y solo hay precio para las tres primeras: 52.500, 54.850 y 52.000 euros, respectivamente.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no