Actualidad

¿Odias los badenes? Este solo se levanta si superas el límite de velocidad

El obstáculo inteligente Vivadén se activa en función de las necesidades y siempre deja paso libre a los vehículos en servicio de emergencia.

¿Odias los badenes? Este solo se levanta si superas el límite de velocidad

El badén inteligente Vivadén se oculta en el suelo si es necesario.

Después de tres años de pruebas, el badén inteligente Vivadén ya está listo para controlar el tráfico de un modo mucho más sensato y eficaz. Un producto creado por la empresa española de movilidad Movivo que regula la circulación mediante un funcionamiento sencillo: se activa solo en caso de necesidad. Por ejemplo, cuando un vehículo supera la velocidad establecida; por el contrario, si el coche circula por debajo del límite, el obstáculo permanece en el suelo y deja fluir el tráfico con normalidad.

Se trata de una alternativa a los badenes fijos, cada vez más comunes y especialmente molestos para los automovilistas: entorpecen el tráfico, causan enfermedades profesionales a conductores de autobuses urbanos, ocasionan daños mecánicos en los vehículos, ruido, contaminación y peligrosos retrasos en los servicios de emergencias. El objetivo de Vivadén es solucionar todos estos problemas a la vez, ya que puede escamotearse según las circunstancias del tráfico.

De este modo, puede gestionarse remotamente desde un centro de control y programarse por discriminación horaria para que se active, por ejemplo, a las horas de entrada y salida de un colegio; asimismo, existe la posibilidad de asociarlo a un radar para que entre en funcionamiento si detecta un exceso de velocidad. Y como gran ventaja frente a los obstáculos fijos, se desactiva automáticamente al paso de vehículos de emergencia (policía, ambulancias, bomberos…), disminuyendo tiempos de respuesta y daños a ocupantes.

El primer prototipo de Vivadén superó 18 meses meses de prueba en condiciones de tráfico real en Oviedo, en una vía que atraviesa zonas escolares, con densidades de 4.000 vehículos diarios y con abundancia de autobuses y vehículos pesados. Movivo asegura que durante ese periodo los conductores respetaron los límites de velocidad mayoritariamente, sin frenazos ni alteraciones bruscas de la velocidad. Solo el 10% de los vehículos activaron el Vivadén. Antes de su instalación, el 96% de los conductores superaba la velocidad permitida en ese tramo.

Tras el periodo de pruebas en Madrid del segundo prototipo (mejorado para garantizar un funcionamiento silencioso), la empresa comienza ahora la comercialización.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no