Actualidad

¿Es posible conducir un diésel sin contaminar más?

Un estudio del mercado europeo señala un avance significativo en la eficiencia de los modernos motores de gasóleo.

coche diesel

Los coches de gasóleo actuales emiten hasta un 85% menos de óxido de nitrógeno (NOx).

El promedio de emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los coches nuevos se incrementó en 2017 por primera vez desde 2010 (cuando comenzaron a registrarse estos valores) en la Unión Europea. Fue sólo un 0,4% respecto al año anterior pero supuso un cambio de tendencia asociado al que también se produjo en el tipo de combustible hegemónico en las matriculaciones: el diésel se redujo del 49,9% al 44,8% de las ventas frente a un ascenso de la gasolina desde el 45,8% al 49,4%.

Son todos datos que facilitó en su momento la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) y que ahora ha querido apuntarla publicando los datos de emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de todos los nuevos modelos diésel lanzados en Europa durante este año. Las emisiones de CO2 son superiores en los motores de gasolina y responsables del efecto invernadero, mientras que los gases NOx están más presentes en el gasóleo y afectan a la salud de las personas.

Sin embargo, asumiendo las ventajas del diésel en lo referente al CO2, desde ACEA (que representa a los 15 grandes fabricantes establecidos en Europa) mantienen la afirmación de que el problema del gasóleo se encuentra directamente asociado al envejecimiento del parque automovilístico europeo, con más de 43 millones de vehículos considerados como muy contaminantes circulando por las carreteras de la UE.

El reciente estudio publicado por ACEA  sobre las emisiones NOx de los 270 modelos lanzados al mercado europeo durante el presente año (que se traducen en más de 1.200 versiones) mantiene que todos estos coches, homologados como Euro6d-TEMP, ofrecen un umbral contaminante de partículas muy por debajo de los límites legalmente establecidos. Es más, según las pruebas realizadas en condiciones de conducción real (RDE) la mayoría de ellos se adelantan a la normativa de emisiones que estará en vigor a partir de enero de 2020.

Con las pruebas RDE se pretende equipar al máximo los resultados en conducción realmente con los datos obtenidos en las pruebas de laboratorio WLTP. Y según un estudio independiente realizado por ADAC, los motores diésel modernos Euro 6 emiten de promedio un 85% menos partículas que los anteriores Euro 5, llegando esta cifra hasta el 99% en los casos más llamativos.

Así Erik Jonnaert, secretario general de ACEA, insiste en que el problema de la contaminación generada por los automóviles no depende tanto del tipo de combustible que utilicen como de su eficiencia real: “Los fabricantes han realizado importantes inversiones para conseguir una rápida reducción de las emisiones de NOx. Es importante dejar de demonizar la tecnología diésel como un todo, lo importante es diferenciar la antigua flota diésel de la actual generación de motores”.

En el estudio hecho público por ACEA muestra que todos los coches diésel comercializados durante 2017 están por debajo de los límites actuales de emisiones de NOx (165 mg/km), pero más esclarecedor resulta que la inmensa mayoría de ellos no superan ya hoy los 80 mg/km que serán obligatorios a partir de enero de 2020. Las pruebas en conducción real que avalan estas cifras se han realizado tanto en recorridos mixtos de carretera y ciudad, como en exclusivamente urbanos, con resultados similares en ambos casos.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no