Uno de los helicópteros de la Dirección General de Tráfico (DGT) ha registrado la mayor infracción de velocidad captada por este medio: un automóvil circulando a 242 km/h por la A40 a su paso por el término municipal de Ocaña (Toledo). El hecho de produjo el pasado día 25 de este mes a las 17:51 horas y el conductor de un Porsche 911 GT3 RS, con matrícula estadounidense, fue detenido por la Guardia Civil, tras recibir el alto desde el helicóptero, y puesto a disposición judicial por un delito contra la seguridad vial. Se enfrenta a una multa de 600 euros, además de entre tres y seis meses de prisión en función de sus antecedentes.

El helicóptero de la DGT es capaz de registrar velocidades de hasta 360 km/h, siendo este registro ahora hecho público el más alto grabado por sus cámaras en la historia de esta unidad aérea. La versión del 911 que conducía el infractor es una de las más potentes y deportivas de la gama alemana, un coche inspirado en la experiencia de competición de Porsche y que gracias a su motor de 500 CV de potencia puede alcanzar los 320 km/h de velocidad punta.