Cuando las marcas participan con alguna escudería en un campeonato de motor, del tipo que sea, tarde o temprano suelen aparecer series limitadas de sus modelos de calle inspiradas por ellas. Renault compite en Fórmula 1 y, adelantando el monoplaza RS16 con el que luchará por la corona el año que viene, acaba de presentar el Renault Clio R.S. 18.

Se trata de una serie limitada numerada (aunque el fabricante no hay desvelado cuántas unidades producirá) que se basa en el Clio R.S. 220 EDC Trophy y que se va a poner a la venta durante la primera mitad del año.

El color principal de la carrocería es el negro, pero cuenta con acentos amarillos en el paragolpes delantero (por debajo de las características luces antiniebla), los faldones laterales y el centro de las llantas, que miden 18 pulgadas. Además, en el techo cuenta con un vinilo poligonal en tono gris mate y también muestra las siglas de R.S. con dos rombos amarillos.

Renault Clio

El interior también es de competición, con tapicería de Alcantara, molduras de carbono para las salidas de aire y umbrales de las puertas específicos, de aluminio y con el número de la unidad. Sin embargo, lo más interesante es el apartado mecánico. Cuenta con un bloque gasolina 1.6 turbo de 220 CV y 280 Nm asociado a una caja de cambios automática de doble embrague, y monta el chasis Trophy que incluye una suspensión rebajada (20 mm delante y 10 mm detrás) y una dirección muy precisa. La guinda son los escapes Akrapovic.

Renault Clio