Alborán, Aranda, Ávila y Tarraco. Uno de estos cuatro nombres se convertirá en la denominación definitiva del próximo todoterreno grande de Seat. El nuevo modelo se basará en el VW Tiguan Allspace, rondará los 4,7 metros de longitud y podrá incluir hasta siete plazas. Y será el vehículo de mayor tamaño y sofisticación en el catálogo del fabricante. Se pondrá a la venta en 2018.

El próximo 25 de septiembre se cerrará la votación por Internet entre los cuatro finalistas, mientras que la decisión final se anunciará el 15 de octubre. En las quinielas previas, los tres nombres que empiezan por la letra A parecen por delante de Tarraco, entre otras cosas porque este último no corresponde a una ciudad o región actual de la geografía española, sino que es la antigua denominación romana de Tarragona, lo que, a priori, podría colocarle en desventaja, ya que rompe con el criterio habitual ahora.

Sin embargo, Luca de Meo, presidente de la empresa, ha señalado durante su intervención en el Salón de Fráncfort que “Alborán, Aranda, Ávila y Tarraco reúnen todos los requisitos necesarios para convertirse en un emblema más. El éxito de este proyecto es evidente y queremos volver a dar las gracias a los más de 133.000 incondicionales en 106 países que se han volcado con la iniciativa. Ahora tan solo queda el último paso”.