Un conductor belga, multado por conducir a 696 km/h | Actualidad | Motor EL PAÍS

Actualidad

Un conductor belga, multado por conducir a 696 km/h

Aun tratándose de un evidente fallo técnico del radar, la policía envió el boletín de denuncia al automovilista

multa

Detalle del boletín de denuncia.

Parece una noticia falsa o una broma, y sin embargo es real. Un conductor belga ha sido cazado por el radar y multado por conducir a casi 700 km/h en una pequeña localidad del norte de Bélgica. El automovilista recibió la notificación en su casa de Hensies, ciudad fronteriza pegada a Francia, y no pudo creer lo que veía en el boletín de denuncia.

Según el documento de la policía belga, el flash del radar había saltado porque su coche atravesó el cercano municipio de Quiévrain a 696 km/h. Una vez corregido el margen de error del cinemómetro, la cifra oficial se redujo… a 654,24 km/h. Un inclumplimiento gravísimo del código de circulación, queda claro, más aún si se tiene en cuenta que el límite máximo en ese punto es de 50 km/h.

Una velocidad desmedida, dos veces más rápido que un Fórmula 1 y más veloz que un tren de alta velocidad (“vacío”, matizan los medios locales). Pero el conductor, de 30 años, iba simplemente al volante de un Opel Astra, imposible para él llegar a semejantes cifras. Apurando mucho podría haber rondado los 250 km/h del Astra OPC, pero ni eso. “Mi hijo conduce normalmente a 60 km/h como máximo”, aseguró la madre al periódico local La Province.

Numerosos medios belgas han recogido la noticia y el asunto también ocupa espacio en las ediciones online de los periódicos franceses, que se toman el caso con particular humor: en el norte de Francia los belgas son objeto habitual de mofa. “Esto parece ser el comienzo de una broma sobre nuestros amigos belgas”, comienza su relato la edición francesa de la web especializada en motor Autonews, pero únicamente se trata, como se puede sobreentender, de un “error de codificación del radar” que la policía solucionará con un nuevo boletín de denuncia.  

Quienes no saben qué hacer con una multa por exceso de velocidad son los responsables de Tráfico del municipio suizo de Köniz (cerca de Berna), donde un pato fue detectado a más de 50 km/h en una zona en la que debería haber volado, como mucho, a 30 km/h. De hecho, el pájaro iba tan rápido que apenas es reconocible en la foto. En la cuenta oficial de Facebook del Ayuntamiento se lo toman con humor. “Más rápido de lo permitido por la policía: este pato volaba bajo a 52 km/h en la zona Tempo 30 en Oberwangen. ¡Y rápidamente fue captado por el radar! No está claro adónde deberían enviarse las multas por un vuelo demasiado rápido”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no