Actualidad

Este vídeo demuestra que aún no se puede confiar en la conducción autónoma

El conductor de un Tesla se ve obligado a tomar el volante repentinamente para evitar una colisión en carretera.

autopilot

El sistema Autopilot todavía no resulta fiable del todo.

El sistema ‘Autopilot’ es la propuesta que Tesla pone a disposición de los propietarios de sus automóviles en términos de conducción autónoma, opcionalmente y a un precio de 8.500 euros. Según la marca, la última versión de este software (que trabaja en sintonía con ocho cámaras para una visión de 360º, doce sensores ultrasónicos y un radar delantero) controlado por un potente procesador es capaz, entre otras muchas funcionalidades, de “llevar una velocidad acorde con las condiciones del tráfico, mantenerse dentro de un carril, cambiar automáticamente de carril y salir de una autopista cuando el destino esté cerca” sin necesidad de intervención del conductor.

El fabricante estadounidense de coches eléctricos también advierte de que su piloto automático “se encuentra en pleno proceso de implementación y sus características se irán incorporando a medida que se complete su validación”. Las posibilidades del ‘Autopilot’ son muchas y valiosas, sin embargo han sido varias las ocasiones en las que el sistema se ha visto incapaz de evitar accidentes, incluyendo uno de ellos mortal en Florida en mayo del 2016 (y por el que la Justicia eximió de responsabilidades a la marca).

Una circunstancia que podría haberse repetido tan sólo unos días atrás como ha mostrado en su canal de YouTube el propietario de un Model S. Jon Hall ha publicado un vídeo en el que, circulando en modo autónomo, debe tomar el control del vehículo tras una advertencia sonora del sistema, al no lograr esquivar a otro automóvil que se incorpora de forma inesperada al carril por el que circulaba.

En el vídeo, que acumula ya más de 100.000 visualizaciones, el propietario del Tesla explica lo ocurrido: “Se puede escuchar el pitido al desconectarse el piloto automático. Yo todavía amo el ‘Autopilot’, pero agradezco haber estado atento, todavía es necesario en esta versión”. La intervención humana, por tanto, parece seguir siendo imprescindible en esta fase de implantación de la conducción autónoma; el sistema puede aportar enormes ventajas a la circulación pero por el momento requiere de la supervisión permanente del automovilista.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no