Eléctricos

Así será el coche de Uber: un monovolumen eléctrico

La empresa británica Arrival ultima el desarrollo de un vehículo de cero emisiones concebido para la compañía de transporte de pasajeros.

Uber

Imagen del prototipo que se está desarrollando para la compañía Uber.

El prototipo ya está muy avanzado y, a la vista de sus primeras imágenes, se constata que rompe moldes con el concepto anterior. Las tradicionales berlinas utilizadas por la multinacional norteamericana Uber para operar en las principales ciudades del mundo serán sustituidas por vehículos compactos de carrocería monovolumen.

El desarrollo aplicado por Arrival ha seguido una hoja de ruta muy concreta para concebir un transporte que pueda garantizar sin problemas un uso intensivo, de hasta 50.000 kilómetros anuales. Además, los ingenieros de la empresa británica han priorizado aspectos clave como visibilidad, comodidad, coste del servicio y seguridad, para adaptarse a las exigencias profesionales de esta plataforma de transporte con conductor.

El puesto de conducción dispone de un asiento elevado y un gran parabrisas inclinado para facilitar la visibilidad. El ambiente presenta un aspecto muy sencillo y tecnológico, al estilo de los Tesla, y contiene tan solo un volante con dos botones integrados y dos pedales, de freno y acelerador. Todo está pensado para hacer la vida más fácil a los profesionales de Uber que, como señalan en Arrival, suelen pasar hasta diez horas conduciendo.

Más espacio que en un Rolls-Royce

Además, carece de cuadro de instrumentos y es una sola pantalla táctil situada en el centro del salpicadero y orientada al conductor la encargada de suministrar toda la información necesaria y servir de interfaz para controlar las funciones del coche.

Por su parte, el asiento del copiloto es modular y puede deslizarse hacia adelante y abatirse por completo para dejar más espacio a los pasajeros posteriores que, según el fabricante británico, gozan de más espacio para las piernas que en un Rolls-Royce.

Uber
El interior del coche de Uber.

Y para hacer más confortable el viaje a los pasajeros, Arrival busca ofrecer un máximo de espacio, de ahí su formato monovolumen, y también de luminosidad integrando en su carrocería una gran superficie acristalada que se prolonga por todo el techo.

Aunque no se han desvelado todavía sus características técnicas, el coche de Arrival dispone de una mecánica 100% eléctrica para hacer frente a la transición ecológica que será obligatoria en todo el mundo a partir de 2040. Por otro lado, sus planes industriales contemplan empezar su fabricación en serie dentro de un año y realizar las primeras entregas a finales de 2023. Uber no será el único cliente de Arrival, pero sí el principal.

La plataforma norteamericana de VTC, que también cuenta con otros socios entre las marcas generalistas (Renault y Volkswagen), ha anunciado, por otra parte, su intención de que todos sus vehículos sean a pila en 2030.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no