Conducir

40 trucos para ahorrar con el coche (combustible, taller, ITV…)

El automóvil es la segunda inversión más importante para las familias, así que conviene saber cómo gastar lo menos posible en él.

ahorrar gasolina coche

Existen maneras de consumir menos en la gasolinera, en el mantenimiento o en el seguro.

La compra de un coche se convierte generalmente en la segunda inversión más importante de una familia, por detrás de la vivienda. La inversión es importante y cualquier automovilista desea lograr el mejor precio posible por el automóvil que le interesa, pero las posibilidades de ahorro no terminan en el concesionario. Hay maneras de gastar menos con el combustible, el mantenimiento, la ITV, el seguro… Estos son algunos de los trucos más eficaces para ahorrar con el coche.

Cómo ahorrar en combustible

1. Olvídate de los acelerones. La mecánica necesita unos minutos para coger temperatura, pero dando pisotones al acelerador solo conseguimos revolucionar el motor y malgastar carburante. Una vez en marcha, lo mismo: no abuses de los acelerones y los frenazos.

2. Ajusta la velocidad. Al margen de los consejos habituales de una conducción eficiente, en los viajes por carretera debemos prestar especial atención a la velocidad. Un incremento de 20 km/h se traduce en un aumento del consumo en torno al 45%.

3. Apaga el motor de vez en cuando. El sistema Start&Stop forma parte del equipamiento de la mayoría de los coches actuales de gama media. Gracias a él, el motor se apaga cuando el coche está parado, evitando el consumo de carburante. Eso mismo lo podemos hacer nosotros girando la llave de contacto.

4. Cambia de marcha cuando toca. La primera velocidad solo sirve para poner en movimiento el vehículo. Enseguida hay que engranar la segunda rápido y, a partir de ese momento, cambiar de marcha sin revolucionar el motor en exceso. En un motor diésel se ha de cambiar en torno a las 1.500 revoluciones, mientras que un motor gasolina ha de hacerlo a unas 2.000.

5. Aprovecha la inercia. La conducción debe ser tranquila y hay que saber jugar con las inercias del vehículo. Si estás seguro de que vas a tener que detenerte, suelta el acelerador y deja que el coche pierda velocidad por sí solo de manera natural. En un semáforo, por ejemplo, o en carretera cuando te acercas a una curva. De esta manera no gastas carburante

6. Espera para encender la calefacción. La calefacción a veces resulta completamente necesaria, pero no funcionan como corresponde desde el primer momento. El sistema aprovecha directamente el calor que el motor genera y este proceso tarda unos minutos. Hasta entonces, usarla solo sirve para mover aire de forma inapropiada generando un consumo de energía inútil.

7. En verano, aparca a la sombra. Evitar el sol exigirá menos esfuerzo al climatizador para alcanzar una temperatura óptima y reducirá la evaporación del combustible en el depósito. El aire acondicionado, por cierto, también necesita que la mecánica haya cogido temperatura. Como alternativa, las ventanillas deben bajarse a baja velocidad para que la resistencia del viento no eleve el consumo.

8. Guarda los objetos inútiles… en casa. Algunos cálculos señalan que por cada 100 kilos extra, el consumo sube un 5%. Lo mismo ocurre con la baca. Ponerla y quitarla lleva tiempo, y a veces es demasiado farragoso, pero dejarla supone un exceso de resistencia al aire que ha de salvar el motor con más trabajo.

9. Elige bien la gasolinera. Conviene conocer en todo momento (en casa o de viaje) dónde están las gasolineras más baratas. Pueden existir diferencias apreciables entre ellas. No se trata de recorrer decenas de kilómetros para repostar, pero en distancias asumibles hay que decantarse por la más barata.

ahorrar gasolina coche

Casi todas las petroleras tienen propuestas para gastar algo menos en la gasolinera.

10. Busca el momento para repostar. Los precios de los combustibles sufren fluctuaciones que no dependen solo de la materia prima. Repostando a comienzos de semana podremos ahorrar respecto a hacerlo durante el fin de semana, cuando el incremento de tráfico es evidente. Lo mismo es aplicable a puentes o vacaciones.

11. No apures el depósito. No tiene sentido apurar el depósito de gasolina. En términos de ahorro, la mayor presencia de aire en el depósito propicia que la evaporación aumente.

12. Vigila la presión de los neumáticos. Es importante circular con la presión correcta en los neumáticos. Si están desinflados aumenta el rozamiento con el asfalto y, por tanto, el motor necesita un esfuerzo mayor para vencer esa resistencia, incrementándose el consumo hasta un 20%. Si los neumáticos son de baja calidad, también es más difícil ahorrar combustible.

13. Haz un buen mantenimiento. Para ahorrar combustible, el motor tiene que permanecer en un estado óptimo. Necesita que los filtros, lubricantes, líquidos y demás elementos estén en correcto estado y esto solo lo consigues si cumples con los periodos de mantenimiento recomendados por el fabricante.

14. Elige una tarjeta de ahorro. Más allá de las opciones de ahorro anteriores, tampoco se deben descartar las propuestas que realizan las compañías petroleras para fidelizar a los clientes. Ahorro Mi BP, Club Carrefour, VISA Repsol, Tarjeta Porque Tu Vuelves de Cepsa… sirven para acumular puntos o conseguir descuentos directos en el precio.

Cómo ahorrar en el taller

15. Consulta los precios. A la hora de acudir a un taller mecánico, el cliente debe observar que el negocio tenga visible el precio por hora de mano de obra de las diferentes reparaciones que realice y sobre las que esté especializado.

16. Pide presupuesto. Cuando lleves tu coche a reparar, solicita siempre un presupuesto por escrito de cualquier reparación o ampliación, estás en tu derecho. Así podrás compararlo con el de otros talleres y elegir el que más te convenza.

17. Fíjate en los recambios. Los talleres no pueden utilizar piezas de segunda mano, salvo que no existan nuevas (porque el coche no se fabrica hace años) o que el usuario quiera abaratar costes. En ese caso, los centros autorizados de tratamiento (el nombre oficial de un desguace) te garantizan que la pieza es más barata (un 70% de media) y que está en buen estado.

ahorrar gasolina coche

18. Exige la garantía. Todos los talleres legales están obligados a ofrecer una garantía de tres meses o 2.000 km recorridos. Para las piezas que no son de desgaste (como, por ejemplo, carrocería y elementos estéticos interiores), la garantía es de dos años. Así, si hay un problema, no te cobrarán de nuevo.

19. Cuidado con las averías repetitivas. Si ocurre una de ellas, hay que pedir una copia de la orden de trabajo. En caso de reclamación, si el taller no ha sido capaz de resolver la misma avería en tres entradas del vehículo, es fácilmente demostrable y las autoridades darán la razón al cliente.

20. Pide la factura. 
En la factura, obligatoria, deben figurar el coste de la mano de obra y el de las piezas, las horas de trabajo y la garantía. Ha de estar firmada y sellada.

21. Fíjate en el combustible. Probablemente pocos conductores se fijen en el coste del mantenimiento para elegir entre gasolina y diésel (todavía los dos combustibles más extendidos), pero la realidad es que las visitas al taller de los vehículos de gasóleo son más caras, como constata un estudio de la plataforma digital Autingo.

Cómo ahorrar con la ITV

22. Elige dónde haces la inspección. La inspección técnica de vehículos es obligatoria para los modelos con cuatro años o más, pero nadie te obliga a pasar la ITV cerca de casa. Quizá te compense desplazarte unos kilómetros para hacer la revisión. Según datos de Facua, Madrid tiene las tarifas medias más elevadas para turismos diésel (52,61 euros), y Cantabria destaca en el caso de coches de gasolina con catalizador (42,8 euros). Los precios más económicos, independientemente del carburante, son los de Navarra (29,40 euros).

23. Revisa el coche antes. Un dato de AECA-ITV: alrededor del 18% de los vehículos inspeccionados no supera la inspección a la primera. Un buen mantenimiento te evitará sustos inesperados. Cuando suspendes la ITV, los centros (salvo los de Valencia) ofrecen una segunda inspección gratuita siempre que regreses antes de un número determinado de días. Si has ido a otra comunidad, asegúrate de que puedes volver a tiempo en caso necesario.

24. Busca descuentos. En muchas ciudades todavía se reparten talonarios con descuentos específicos de entre cinco y diez euros. Y en Internet también hay ofertas que te permiten ahorrar hasta un 40% en la tarifa.

ahorrar gasolina coche

La misma revisión cuesta 30 euros más en Madrid que en Navarra. / AECA-itv

Cómo ahorrar al comprar coche

25. Detecta el momento adecuado. Los concesionarios se marcan objetivos comerciales que suelen coincidir con cierres de periodos naturales, como los meses, trimestres y, desde luego, el ejercicio anual. Así que suele ser ventajoso comprar al final de esos ciclos: si el vendedor no ha cumplido sus objetivos, estará más predispuesto a hacer ofertas.

26. Trabaja la negociación. Es obligado visitar más de un concesionario para solicitar presupuestos y compararlos. Merece la pena hacer el esfuerzo porque la diferencia de precio puede ser significativa.

27. Elige el mejor combustible. ¿Podrán seguir circulando los diésel en las grandes ciudades? ¿Merece ya hoy la pena comprar un híbrido o incluso un eléctrico? Conviene darle el peso específico justo a este factor dentro de la ecuación general de la compra. Informarse lo mejor posible al respecto es una manera de afinar el criterio.

28. Infórmate sobre los planes de ayuda. Las ayudas gubernamentales a la compra se han convertido en una reivindicación constante del sector, así que todo comprador debería intentar aprovechar las ventajas de planes como los PIVE o Movalt. (Si existen los planes, cosa que no ocurre actualmente).

29. Consulta el calendario de lanzamientos. Como promedio, cada cuatro años se produce la renovación (más o menos integral) de la mayoría de los vehículos. Si no te sientes especialmente atraído por estar a la última, esto sirve para obtener un precio más ventajoso por las unidades que vayan a quedar desactualizadas y que los concesionarios necesitan vender.

30. Acierta con el equipamiento. En seguridad no se debería escatimar ni un euro, pero se puede ser más austero en confort o tecnología. ¿Realmente vamos a utilizar todos los dispositivos? Lo inteligente es pagar por lo que necesitamos, no por lo que nos venden…

ahorrar gasolina coche

31. Paga como mejor te convenga. Es imprescindible realizar un estudio pormenorizado de las fórmulas de pago disponibles: sus ventajas e inconvenientes, los compromisos que acarrean, las condiciones financieras… Lo más habitual es recurrir a las propias marcas, pero también hay quien se decanta por un préstamo bancario y cada día son más lo que encuentran una alternativa válida en productos de renting.

32. Estudia la garantía. La garantía de los coches alcanza en ocasiones los cinco o siete años. Pero es básico conocer cuáles son las coberturas reales, los compromisos que exige y el resto de características de tales ampliaciones, que no siempre son atendidas por el propio fabricante sino por terceras empresas.

Cómo ahorrar con el seguro

33. Cancela tu póliza actual. Aunque no tengas intención de cambiar de compañía, cancela el seguro. Es un trámite levemente engorroso (debes hacerlo con 30 días de antelación como mínimo), pero es más que probable que te llamen para ofrecerte una mejor oferta. Ten en cuenta que si llevas muchos años con ellos podrías perder bonificaciones al hacer esto.

34. Compara precios. No te dejes llevar por la inercia ni por las sensaciones, porque hay empresas que parecen más baratas de lo que son. Utiliza los comparadores online y prueba a meter tus datos en más de uno, puedes llevarte una sorpresa agradable.

35. Procura ser un buen conductor. Para pagar menos por el seguro del coche debes demostrar que la aseguradora va a tomar pocos riesgos contigo. Cuantas más multas tengas a tu nombre (especialmente si son de velocidad), peor. Y cuantos más partes aparezcan en tu historial, peor, obviamente.

ahorrar gasolina coche

36. Elige la cobertura que se adapta a ti. Definitivamente, no siempre merece la pena contratar un seguro a todo riesgo. Como recomendación general: hasta el tercer año, seguro sin franquicia. Entre el tercer y el quinto año, seguro con franquicia, y a partir de ahí las coberturas deben ir descendiendo.

37. Contrata varios seguros. Ya sea en tu propia compañía o en una nueva, pregunta por la posibilidad de contratar varias pólizas a la vez. Si pagas también por el seguro de la vivienda, por un seguro de vida o por uno de salud, probablemente lograrás una tarifa mejor.

38. No fracciones el pago. Si tienes la posibilidad de pagar de una sola vez, hazlo: las compañías suelen ofrecer descuentos en esa circunstancia.

39. No mientas a la compañía. Como truco puede ser uno de los más extendidos, pero no siempre es recomendable. Si declaras lo que no es, ahorrarás algo, pero dejarás de estar cubierto en parte (o del todo). Por ejemplo, si hay un conductor no declarado o el seguro se pone a nombre de otra persona cuando el conductor es menor de 26 años, la compañía puede anular el contrato declarando falsedad de datos.

40. Elige un motor de gasolina. Rara vez se elige el combustible de un coche en función del seguro que se vaya a contratar, pero los modelos de gasolina pagan tarifas más reducidas que los diésel.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no