Conducir

Accidentes con animales en la carretera: ¿quién es el culpable?

Los siniestros de tráfico causados por animales aumentaron un 40% en 2021 respecto a 2019, año de referencia estadístico.

Accidentes con animales en la carretera: ¿quién es el culpable?

Dos jabalíes en el arcén de la carretera.

Hay más accidentes de tráfico ocasionados por la presencia de animales en la carretera. Así lo indica un estudio de Ponle Freno-Axa, que detectó un aumento del 40% en 2021 respecto a 2019. El documento también detalla que Castilla y León, Galicia y Cataluña concentran más de la mitad de este tipo de accidentes, y que los meses de octubre, noviembre, y diciembre son los que registran un porcentaje de siniestralidad más alto (30,2%).

Pero ¿quién es el responsable legal en este tipo accidentes? ¿Es siempre el conductor o hay excepciones? ¿Y cómo se puede actuar si se sufre un siniestro de este tipo?  

Atropello de animales de caza 

Las especies cinegéticas son las que pueden ser objeto de caza, y se clasifican en caza mayor y caza menor dependiendo de las dimensiones del animal. Por lo general, los problemas suceden con especies como el conejo, el zorro, el ciervo o el jabalí. 

“La responsabilidad por el atropello de estas especies está regulada en la ley de tráfico, donde se atribuye al conductor del vehículo, sin que se le pueda reclamar el valor del animal que invade la vía”, explica Jordi Marí, abogado de ARAG especializado en seguridad vial. 

Sin embargo, se establecen unos supuestos en los que, en lugar de al conductor, se traslada la responsabilidad a un tercero

  • Al titular del aprovechamiento cinegético (habitualmente, el cazador) o, en su defecto, el propietario del terreno. En este caso, cuando el accidente sea derivado de la caza colectiva de una especie de caza mayor en el mismo día o doce horas antes del accidente. 
  • Al titular de la vía pública donde se produce el accidente, si se ha ocasionado por no haber reparado la valla de cerramiento en plazo o por no haber puesto la señalización de animales sueltos en tramos de alta siniestralidad. 

“Para determinar la procedencia del animal que ocasiona el accidente es especialmente relevante el atestado policial”, indica el abogado de ARAG. 

Accidentes con animales domésticos 

En el caso del atropello de los animales domésticos, y salvo que se acredite culpa del conductor del vehículo, la responsabilidad recae sobre el dueño del animal, que debe tenerlo en todo momento controlado. 

Marí recalca que “es importante que el animal pueda sea identificado mediante el microchip o tatuaje que puedan responsabilizar a su propietario”. 

Qué hacer en caso de atropellar a un animal 

Para poder evitar este tipo de accidentes hay que respetar los límites de velocidad de la vía y la señalización. “Cuando nos encontremos una señal de posible irrupción de animales se debe moderar la velocidad y extremar la atención a los lados del camino por el que circulamos”, recuerda Marí. 

A menudo, las maniobras evasivas para esquivar el animal suelen acabar en salidas de vía o accidentes con los ocupantes del vehículo lesionados. La realización de cursos de conducción segura ayuda a saber cómo reaccionar en este tipo de situaciones y evitar el accidente o minimizar sus consecuencias.  

En caso de sufrir una accidente, el vehículo se debe colocar donde cause menor obstáculo a la circulación y, aparte de encender la luz de emergencia y las luces de posición, mientras se restablezca la seguridad en la vía se deberán utilizar los dispositivos de preseñalización de peligro reglamentarios. Al salir del vehículo se debe utilizar el chaleco reflectante. En caso de haber lesionados, hay que contactar con los servicios de emergencias y con las autoridades, por si conviene hacer atestado y retirar el animal atropellado de la calzada.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no