Cómo calcular el coste de la transferencia del coche

Cuando se adquiere un vehículo de segunda mano, el comprador debe liquidar el impuesto de transmisiones patrimoniales.

Valor venal
El valor de mercado de un coche es superior normalmente al valor venal. A no ser que esté en muy mal estado.

Cuando se compra un coche de segunda mano, uno de los gastos principales es el que corresponde a la tributación. No se paga el IVA, pero hay que liquidar el impuesto de transmisiones patrimoniales. Así que, antes de realizar la operación, conviene calcular el coste de la transferencia para poner a tu nombre el coche. A este gasto se añade, por otra parte, la tasa que se debe abonar en la DGT.

Esta obligación siempre recae sobre el comprador del vehículo, que deberá abonarlo en el plazo de un mes a contar desde la fecha de la compra. Al tratarse de un impuesto cedido a las comunidades autónomas, se deberá pagar allá donde se resida.

Para abonar este impuesto se debe usar el modelo de autoliquidación 620 o 621, en función de si se realiza el pago de forma presencial (620) o de forma telemática (621). Y, en todo caso, calcular el coste de la transferencia no resulta sencillo, ya que entran en juego diversas variables.

Cuánto se paga por la transferencia del coche

El importe se obtiene aplicando un porcentaje sobre el valor del coche, que puede ir desde el 4% al 8%. “Las comunidades autónomas tienen su propia regulación y por ello puede haber grandes diferencias de una a otra”, explica Melisa Saez, abogada de ARAG. Hay algunas, como Galicia, que establecen una cuota fija para coches antiguos y de poco valor con una cilindrada determinada. En Cataluña no se debe presentar ni pagar impuesto en el caso de vehículos de más de diez años y que valgan menos de 40.000 euros.

Por último, y no por ello menos importante, hay que tener en cuenta el valor del vehículo. Este debe ser siempre el valor real de mercado, que se podrá obtener teniendo en cuenta factores como la marca, el modelo, la antigüedad y el estado. Saez advierte: “Debemos ser cautelosos, ya que las comunidades autónomas pueden hacer comprobaciones de valor obligándonos a pagar por la diferencia comprobada”.

El cambio de nombre en la DGT

Para hacer el cambio de nombre en Tráfico hay que abonar también una tasa de 55,15 euros para vehículos y 27,57 euros para ciclomotores, además del pago del impuesto de transmisiones. Si el vendedor quiere hacer la notificación de venta, tendrá que abonar una tasa de 8,59 euros.

La tasa se abona en el momento de la comunicación del cambio de titularidad a la DGT. Si lo hacemos a través de la sede electrónica de la DGT, en el panel de solicitud (pulsando el botón Comprar), se puede adquirir la tasa. Si se hace el trámite presencial, la tasa se paga en la oficina en el momento de realizar el cambio de nombre, con tarjeta de crédito o de débito.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

autoescuela
itv

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no