Cómo utilizar las pinzas de batería en 12 pasos

Si el coche no arranca se puede recurrir a unos cables o pinzas para recibir la ayuda de otro vehículo. Es una operación sencilla, pero hay que hacerlo de la forma correcta.

Cables batería

La batería es un elemento que pocas veces falla si se encuentra en buen estado. Pero un periodo largo sin utilizar el vehículo, el frio intenso o agotar la vida útil de este componente puede impedir que el coche arranque.

En ese caso lo más fácil es recibir la ayuda de otro conductor y utilizar la energía de su batería para trasvasarla a la de nuestro coche. Para ello se utilizan unos cables que tienen unas pinzas en sus extremos para asegurar la conexión.

Pero atención, porque al realizar esta operación de emergencia hay que seguir el procedimiento adecuado a riesgo de causar daños en la mecánica de ambos vehículos.

Estos son los pasos a seguir:

  • Lo primero es realizar la operación en un lugar seguro, si es posible al resguardo de la lluvia, donde no entorpezca el tráfico ni cause situaciones de peligro. Y si se hace en el arcén de la carretera habrá que ponerse el chaleco reflectante y señalizar bien los vehículos mediante los triángulos de avería o las nuevas luces de emergencia.
  • Para evitar problemas añadidos es mejor usar unos cables de calidad de 35 o 50 milímetros de grosor y una longitud adecuada para conectar sin problemas ambos vehículos (tres metros como mínimo). Las pinzas por su parte deben tener una superficie adecuada para sujetarse firmemente en los bornes de la batería y disponer de fuerza suficiente para mantener una buena conexión durante el proceso.
  • Es recomendable antes de manipular los cables proveerse de guantes y gafas protectoras. El ácido que contienen las baterías es peligroso y ante una fuga imprevista hay que estar protegidos.
  • Otra precaución que hay que tener al conectar los cables a las baterías es que las pinzas negras no pueden entrar nunca en contacto con las rojas porque provocarán cortocircuitos en el sistema eléctrico y generar chispas que pueden inflamar residuos de carburante en el motor.
  • Para realizar la conexión conviene aparcar los coches uno frente al otro o bien al lado en paralelo, pero en sentido contrario y haciendo coincidir sus ejes delanteros. De esta forma las dos baterías se encontrarán más próximas y facilitará su conexión mediante los cables.
  • Apagar el motor del vehículo que funciona y abrir los capós para acceder a las baterías. Si estas disponen de tapones de plástico que protegen sus bornes hay que retirarlos.
  • Eliminar con un trapo cualquier resto de suciedad o sulfatación en los bornes y localizar en ambas baterías cuales son los dos positivos (+) y los dos negativos (-). Por lo general el borne positivo está identificado en color rojo.
  • Conectar primero la pinza del cable rojo al borne positivo (+) de la batería descargada y después la del otro extremo al borne positivo (+) de la batería con carga.
  • Después conectar la pinza del cable negro al borne negativo (-) de la batería con carga y el otro extremo al borne negativo (-) de la batería descargada o ,mejor aún, fijarla a alguna pieza metálica sin pintar como una tuerca o un tornillo de sujeción del motor para asegurar que el circuito tenga una buena toma de tierra o masa para facilitar el trasvase de la electricidad.
  • Arrancar el coche que funciona y mantenerlo al ralentí algunos minutos. Después arrancar el coche que se había quedado sin batería. Si incluso así no conseguimos arrancar es muy posible que la batería ya no funcione y haga falta una nueva.
  • Pero lo más habitual es que arranque y entonces hay que retirar con cuidado la pinza del cable negro conectada al borne negativo de la batería descargada o bien de la toma de masa donde la hayamos fijado. Después hay que hacer lo mismo con el otro extremo del cable negro fijado al borne negativo de la batería cargada y repetirlo en la misma secuencia con el cable rojo, primero desconectando el borne del coche averiado y después del otro. No olvidar volver a cubrir los bornes con sus tapones respectivos.
  • Una vez funcionando el coche averiado hay que mantener el motor en marcha durante unos diez minutos acelerando suavemente de vez en cuando para que la batería vaya recuperándose, tras lo cual ya se puede iniciar la marcha y completar la carga de la batería circulando por autovía o autopista a lo largo de unos 25 kilómetros ininterrumpidos a una velocidad normal.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

Tomates
Avería motor

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no