Conducir

Retrato del conductor español: el 60% corre mucho e insulta al resto

Hablar por teléfono, comer y beber: la trilogía de los despistes entre los automovilistas europeos. El conductor español no sale bien en la comparación.

Distracción

El móvil es uno de los grandes enemigos de la atención al volante. / RACE

Un conductor español en un atasco ve a otro conductor comiéndose un bocadillo con la misma mano con la que, a duras penas, usa la palanca de cambios. La acción, sin embargo, se queda pequeña comparada con el hecho de que el primero de los automovilistas, a la vez, está enviando unos cuantos mensajes de WhatsApp como si tal cosa a la vez que va avanzando la fila de coches.

La escena no es producto de la ficción, ni mucho menos: ocho de cada diez conductores europeos realizan varias actividades mientras conducen (81%), según los datos de una encuesta recién publicada por LeasePlan, compañía especializada en la gestión de flotas.

El retrato del conductor español resulta llamativo: los resultados del estudio concluyen que la acción más habitual de los automovilistas españoles es la de hablar por teléfono (71%), seguido de beber (27%) y comer (15%). Las tres, sancionadas con multas de entre 80 y 200 euros (usar el móvil es la más grave, y acarrea también la detracción de tres puntos del carné). Además, el 13% y el 6% de los conductores envían mensajes de texto y utiliza las redes sociales, respectivamente.

La altísima cifra de automovilistas que hablan por teléfono se debe, probablemente, a que la encuesta no distingue entre el uso o no de los dispositivos de manos libres. El Barómetro Europeo de la Conducción Responsable 2016 indica, en este sentido, una cifra más baja: un 20% de los conductores españoles admite que llama por teléfono sin un sistema de manos libres (la cifra es más elevada en el global de conductores europeos: 32%.

Este mismo estudio señala otros datos relevantes sobre el conductor español: un 26% de configura su navegador mientras conduce (un 37% de los europeos) y un 18% envía o lee SMS o correos electrónicos al volante (frente al 25%).

En otros aspectos, no obstante, el conductor español no resulta tan comedido. Este barómetro indica que son quienes más pitan a otros conductores (66%, frente al 47% de la media europea) y que se sitúan entre los que más insultan cuando están ante el volante (61%, por el 54% de promedio europeo).

Los datos tampoco son buenos en relación a otros hábitos de riesgo: el 59% de los conductores españoles no respeta la distancia de seguridad, el 55% olvida poner el intermitente para adelantar o cambiar de dirección, el 59% circula por el carril central de la autopista aunque el de la derecha esté libre y el 56% olvida levantar el pie del acelerador cuando se acerca a una zona en obras.

Respecto a la velocidad, precisamente, en España el 60% de los conductores preguntados admite exceder los límites. Factores como la prisa o la tranquilidad que experimentan al circular por carretera (24% y 17%, respectivamente) son relevantes a la hora de tomar la decisión de ir más rápido de lo permitido. El 34% lo hace únicamente en autopista, nunca por ciudad.  


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no