BMW, como tantas otras marcas, tiene clara su hoja de ruta hacia la electrificación de su gama. Harald Krüger, presidente de su consejo de dirección, lo ha dejado claro en el Salón de Fráncfort: “El futuro de la movilidad eléctrica ya ha llegado. En 2025 ofreceremos 25 modelos electrificados, de los cuales 12 serán puramente eléctricos”.

Y el prototipo i Vision Dynamics sintetiza los pilares de la evolución de BMW en este camino hacia las cero emisiones, una propuesta entre el utilitario i3 y el deportivo i8, con  carácter de gran cupé, carrocería de cuatro puertas y capaz de combinar una experiencia de conducción gratificante con un alcance eléctrico suficiente para satisfacer las exigencias de un significativo número de automovilistas.

i vision

Hasta 600 kilómetros de autonomía serán posibles muy pronto. / BMW

BMW no ha desvelado por el momento demasiada información técnica sobre el prototipo i Vision Dynamics. Su posicionamiento estaría próximo al de un Serie 6 Gran Turismo actual y la marca promete una autonomía de nada menos que 600 kilómetros.

Además, los datos de sus prestaciones apuntan a un producto de enorme dinamismo, ideado para demostrar que la conducción de un vehículo eléctrica no tiene que resultar tediosa: su velocidad máxima se sitúa por encima de los 200 km/h, mientras que consigue acelerar de 0 a 100 km/h en  solo cuatro segundo. Y todo ello, como ha afirmado el presidente de la empresa, como una propuesta de “futuro inmediato” en su oferta.