Pruebas

Los mejores compactos con carrocería familiar: precios y equipamiento

Seat León ST, Ford Focus Sportbreak, Kia Proceed y Peugeot 308 SW: cuatro compactos con portón trasero que cumplen como alternativa a los SUV y tienen precios más asequibles.

coche familiar

De izquierda a derecha, Peugeot 308, Ford Focus, Seat León y Kia Proceed. / Enrique Brooking

Precios muy similares en el Ford, con 26.601 euros, el Peugeot con 26.950 y el Seat con 26.960, solo 350 euros de diferencia. En cambio el Kia, que tiene un planteamiento más exclusivo, sube a 28.983, todos con los descuentos del mes incluidos, aunque sin primas por financiación o entrega de coche usado.

El modelo coreano lo compensa con un equipo de serie superior. Todos vienen con  climatizador bizona (monozona en el Peugeot), control de velocidad, ordenador de viaje, equipo de música con radio, mandos en el volante, conexiones USB y bluetooth, navegador, pantalla táctil de ocho pulgadas (9,7 en el Peugeot), compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto, órdenes orales, sensores de lluvia y faros, botón de arranque, retrovisores con plegado eléctrico, sistema start & stop, sensores de aparcamiento delante y detrás, llantas de aleación de 17 pulgadas y rueda de recambio de emergencia.

Llevan también las levas del cambio automático en el volante (150 euros en el Seat), pero este y el Focus añaden CD y programas de conducción (todos salvo el 308), aunque con suspensión regulable en el Seat.

Pero el más generoso es el Kia, que añade acceso manos libres sin llave (como el 308),  cámara trasera (también el León), techo panorámico, función de aparcamiento automatizado, tapicería mixta de tela y piel, portón con cierre eléctrico y la mejor garantía: siete años sin límite de kilómetros.

El equipo de seguridad es correcto en todos: seis airbags, ABS, control de estabilidad ESP y sensores de presión de ruedas. Salvo el 308, todos incluyen mantenimiento automático del carril y aviso de riesgo de colisión frontal, y el Ford y el Peugeot añaden la llamada automática de emergencia en caso de accidente. El Focus y el Proceed llevan sensor de fatiga y lector de señales, y el segundo es el único con aviso de vehículo en ángulo muerto y gestión automática de las luces de carretera.

El Ford y el Seat lo compensan con un airbag más de rodilla y ayudas a la conducción importantes, como frenada automática de emergencia en ciudad y control de velocidad con radar antichoque ACC. Pero el más completo es el Focus, que añade sistema precrash (tensa cinturones y cierra las ventanillas al detectar riesgo de accidente).

El comportamiento es eficaz y seguro en todos, pero el Ford tiene una dirección muy sensible y resulta algo más nervioso en las curvas.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no