Supercoches

Aston Martin pone el DBS Superleggera al servicio de su majestad

La tirada limitada de 50 unidades homenajea al DBS original que participó en la película de James Bond de 1969.

Aston Martin DBS Superleggera

La edición especial del DBS Superleggera junto al modelo que la inspira.

Hace 50 años que se estrenó la sexta película de James Bond, que en España se tituló Al servicio de su majestad. En aquella entrega, como en muchas otras de la saga, Aston Martin proveía el coche del famoso agente secreto, en concreto un DBS. Medio siglo después la marca homenajea el modelo con una serie especial del Aston Martin DBS Superleggera de la que solo se fabricarán 50 ejemplares.

El superdeportivo está repleto de detalles diferenciadores, alguno de los cuales está claramente inspirado por su antepasado, como es el caso del color Verde Oliva que luce en su carrocería.

En el exterior tampoco faltan elementos como la fibra de carbono (en el splitter delantero, por ejemplo), las lamas cromadas horizontales de la parrilla o unas llamativas llantas diamantadas de 21 pulgadas,  exclusivas de esta serie.

Aston Martin DBS Superleggera

En el habitáculo el cuero negro es el protagonista absoluto, sobre el que destacan las costuras de contraste de color rojo. Tampoco falta el Alcantara ni las molduras de carbono, así como un sistema de audio de alta calidad firmado por Bang & Olufsen. De manera opcional se puede pedir un compartimento para botellas de champán que se ubica en el maletero.

Un detalle llamativo se encuentra en el precio, y es que cada una de las 50 unidades del Aston Martin DBS Superleggera al servicio de su majestad cuesta 300.007 libras, un guiño al número clave del agente secreto. En euros la cifra pierde el encanto: unos 340.500 euros.

Aston Martin DBS Superleggera

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no