Supercoches

Así es el impresionante BMW M8 usado como coche de seguridad en MotoGP

La marca alemana lleva dos décadas suministrando estos vehículos al certamen motociclista y el nuevo M8 es el último miembro de la dinastía.

BMW M8 Safety Car MotoGP

Completamente equipado para cumplir con la tarea que BMW desempeña desde hace 20 años.

Corría 1999 cuando BMW y MotoGP decidieron aliarse, con la marca alemana suministrando vehículos para que actuasen como coches de seguridad en el campeonato. Muchos modelos han desempeñado tal función (otros tantos realizan labores complementarias) pero en el vigésimo aniversario de la alianza es el nuevo BMW M8 el que se estrena en esta importante tarea.

Se trata de un cupé de gran tamaño que disfruta de una base sólida en lo que respecta a altas prestaciones. Cuenta con todos los elementos del M8 Competition, es decir, un propulsor 4.4 V8 biturbo de 625 CV y 750 Nm de par máximo, una transmisión automática Steptronic de ocho relaciones y tracción integral M xDrive. Gracias a ello es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.

Sin embargo, para desempeñar su tarea, la casa alemana ha recurrido a M Performance para instalar en el vehículo todo tipo de mejoras que optimizan su comportamiento y suponen una sensible reducción de peso.

La carrocería estrena varios elementos de fibra de carbono, como son los retrovisores, la parrilla y el difusor; el mismo ligero material está presente en la cubierta del motor y en las colas del sistema de escape específico, el alerón es el mismo que monta el M8 GTE de competición, sus neumáticos son unos Michelin Cup y luce tanto una decoración creada para la ocasión como luces auxiliares en el techo.

BMW M8 Safety Car MotoGP

También cuenta con modificaciones en el habitáculo, donde se encuentra un volante especial, una jaula antivuelco, asientos de competición Recaro y un sistema de extinción de incendios.

Markus Flasch, Presidente de BMW M, explica así los detalles del proyecto: “El BMW M8 y el M8 GTE se desarrollaron de manera paralela y sus genes de competición distinguen a los M8 en todas las áreas. Por eso para nosotros era un paso lógico elegir al BMW M8 Competition como la base de nuestro nuevo safety car de MotoGP. Hasta en su versión de producción este automóvil de alto rendimiento está preparado para entrar a circuito. Con sus innovaciones técnicas, es otro ejemplo más de nuestra búsqueda para seguir ampliando los límites”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no